Avisar de contenido inadecuado

Estable

{
}

Aunque a muchos no les parezca, el trono de Dios es uno que está establecido.

 Cuando hablamos de trono nos referimos a un reino, y por lo tanto a gobierno, en este caso, de Dios sobre toda la creación. Para algunos esto no es real, para otros no en forma tan absoluta juzgando el presente, pero lo cierto es que el trono de Dios es uno que ya está establecido.

 Apo 4:1-2 RV1960 (T) Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.  (2)  Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

 No se deje engañar por las circunstancias presentes, llegará el día en que tendrá que reconocer que el Reino de Dios siempre fue firme y mejor si comienza por hacerlo hoy.

 1) ESTABLE EN EL TIEMPO

Esta visión del trono de Dios es una que arroja seguridad sobre su firmeza en cuanto al tiempo.

 Apo 4:6-8 RV1960 (T)  Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.  (7)  El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando. (8)  Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.

 Esta última expresión:"el que era, el que es, y el que ha de venir", habla de esta condición. En otras palabras, lo que Dios o su reino fueron en el pasado, lo siguen siendo hoy, y lo seguirán siendo mañana.

 Sal 90:2 DHHe (D)  Desde antes que se formaran los montes y que existieran la tierra y el mundo, desde los tiempos antiguos y hasta los tiempos postreros, tú eres Dios.

 La capacidad de gobierno por parte de Dios no está sujeta al paso del tiempo o de las circunstancias. Su trono sigue estando firme en los cielos y sin duda llegará el tiempo en que volvamos a verlo a pleno aquí en la tierra.

 Apo 21:1-5 RV1960 (T)  Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.  (2)  Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.  (3)  Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.  (4)  Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron.  (5)  Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.

 2) ESTABLE EN SUS PROMESAS

La visión de Juan también nos da seguridad sobre las promesas del Reino.

 Apo 4:2-3 BTX3  Al instante estuve en espíritu; y he aquí un trono puesto en el cielo, y en el trono, uno sentado.  (3)  Y el que estaba sentado era semejante en su aspecto a una piedra de jaspe y de cornalina, y había alrededor del trono un arco iris, semejante en su aspecto a una esmeralda.

 No es casualidad la aparición del arco iris y para entenderlo debemos conocer su origen.

 Gén 9:8-16 RV1960 (T)  Y habló Dios a Noé y a sus hijos con él, diciendo:  ...(11)  Estableceré mi pacto con vosotros, y no exterminaré ya más toda carne con aguas de diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra.  (12)  Y dijo Dios: Esta es la señal del pacto que yo establezco entre mí y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por siglos perpetuos:  (13)  Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra.  (14)  Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes.  (15)  Y me acordaré del pacto mío, que hay entre mí y vosotros y todo ser viviente de toda carne; y no habrá más diluvio de aguas para destruir toda carne.  (16)  Estará el arco en las nubes, y lo veré, y me acordaré del pacto perpetuo entre Dios y todo ser viviente, con toda carne que hay sobre la tierra.

 El trono de Dios es uno que está firme en sus promesas, pensamiento que evoca la imagen del arco iris. A pesar de que algunos mal entiendan las circunstancias, las promesas de Dios son si y amén, y esto nos debería de alentar.

 2Pe 3:9-18 RV1960 (T)  El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.  (10)  Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche;...(13) Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia. (14)  Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz...(17)  Así que vosotros, oh amados, sabiéndolo de antemano, guardaos, no sea que arrastrados por el error de los inicuos, caigáis de vuestra firmeza.  (18)  Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén.

 3) ESTABLE EN CUANTO A SU NATURALEZA

¿Cuál es la esencia del reino celestial? Ha sido, es, y será, siempre la misma: la adoración.

 Apo 4:9-11 RV1960 (T)  Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,  (10)  los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:  (11)  Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

 "Representan por tanto la imagen ideal de la creación de Dios en su origen paradisíaco y así desempeñan también sin interrupción el supremo quehacer de todo lo creado, a saber, el de ensalzar sin reposo la excelencia del creador. " El Nuevo Testamento y su mensaje, Apoc.4:6-11

 CONCLUSIÓN

 Dios no ha dejado de ser, no ha dejado de estar, ni ha resignado sus planes.

 Él es el mismo y lo seguirá siendo, así como la confianza que podemos depositar en su Palabra, y el propósito para nuestra creación.

 No se deje engañar por las circunstancias, reconozca Su reino como estable hoy, ya que si lo hace mañana, tal vez ya sea demasiado tarde.

 Isa 46:9-13 PDT  Acuérdense de los hechos del pasado, que sucedieron hace mucho tiempo. Porque yo soy Dios y no existe ningún otro. Soy Dios y no hay nadie como yo.  (10)  Yo conté el final desde el comienzo y mucho antes de que sucediera. Yo afirmé: “Mi plan se cumplirá y haré todo lo que yo quiero”...(12)  Escúchenme ustedes, gente obstinada, los que están muy lejos de la justicia.  (13)  Yo traigo mi salvación cerca de ustedes. No está lejana, no se tarda,...

{
}
{
}

Deja tu comentario Estable

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre