Avisar de contenido inadecuado

Sabes tu esperar?

{
}

El camino de la madurez necesariamente es hacia "arriba". De por si es ya difícil lograr que el cristiano mantenga las disciplinas básicas que le ayudarán a crecer y fortalecerse en su relación con Dios pero si queremos madurar debemos ir asumiendo desafíos mayores con responsabilidad y esfuerzo.

Normalmente animamos a cultivar la disciplina de la oración como manifestación de dependencia en Aquél que nos ha dado preciosas y firmes promesas. Hoy, además de esto, quisiera traer un nuevo desafío que suma al de ejercitar la oración como forma de "esperar en Dios", estoy hablando del desafío de la obediencia.

La Biblia dice: Sal 32:10 RV60  Muchos dolores habrá para el impío;  Mas al que espera en Jehová,  le rodea la misericordia.

Correr a refugiarnos en Dios, confiar en Él, apoyarse en ÉL y poner nuestra esperanza en Él, es algo que animamos a la gente a hacer. Todo esto la Biblia lo resume en la frase:"esperar en Dios", la pregunta es si lo estamos haciendo bien.

El salmista tenía una idea en su mente acerca de lo que recibiría quien supiera esperar correctamente en Dios. El lo expresa diciendo:"le rodea la misericordia", y esto encierra, en el idioma original, la imagen de una firme muralla que esconde a quien espera en Dios.

Esta muralla Dios la construye con "ladrillos" de misericordia, amor, bondad, consuelo, favor, fidelidad, alrededor de quien a corrido a refugiarse en Él.Sal 62:7-8 TLA  Dios es mi salvador; Dios es mi motivo de orgullo; me protege y me llena de fuerza. ¡Dios es mi refugio!  (8)  Pueblo mío, ¡confía siempre en Dios! Cuando vayas a su templo, cuéntale todos tus problemas. ¡Dios es nuestro refugio!

Siendo tales los beneficios, la inquietud debería ser:¿qué es un correcto esperar en Dios?

 

Para muchos la idea de "esperar" conlleva el asumir una actitud pasiva, encomendar mi situación a quien puede resolver y yo simplemente esperar los resultados. Si bien es la voluntad de Dios el que le encomiende mis causas, no lo es el que asuma una actitud pasiva sino más bien activa y ahí esta la diferencia en el grado de madurez.

David expresa su consejo en cuanto a como esperar en Dios, dice:Sal 62:8 TLA  (8)  Pueblo mío, ¡confía siempre en Dios! Cuando vayas a su templo, cuéntale todos tus problemas. ¡Dios es nuestro refugio!

El esperar en Dios comienza con la oración. Quien diga que espera en Dios pero no lleva una vida ordenada y perseverante de oración es alguien que está mintiendo. Apoyarse en Él se manifiesta por medio de la oración y si bien esto ya es algo difícil de lograr entre los cristianos no podemos decir que significa un correcto esperar en Dios.

¿No basta solo con orar?¿Qué más significa esperar en Dios? Además de orar significa obedecer. Sal 25:5 BL95  En tu verdad guía mis pasos, instrúyeme, tú que eres mi Dios y mi Salvador. Te estuve esperando todo el día, sé bueno conmigo y acuérdate de mí.

Una actitud correcta de espera en Dios no es pasiva sino activa en la obediencia a su consejo y a su dirección. No se trata de ir a Dios con nuestra lista de "mandados" y nada más, sino que se trata de ponerme de acuerdo con Él para que el milagro que le estoy pidiendo ocurra.

Aquél que viene a Dios porque su matrimonio no funciona rogándole su auxilio pero a la hora de que Dios le revela su consejo no está dispuesto a aceptarlo, es alguien que no está esperando en Dios. Claro que oró pero no obedeció.

Quien tenga problemas económicos y clame a Dios por auxilio pero no esté dispuesto a aceptar las "formas" reveladas por Dios en su Palabra sino que  tenga sus propios pensamientos será alguien que quede fuera de la muralla de providencia que Dios extiende sobre sus hijos.

Hay quienes oran para que cambie de carácter su cónyuge, su hijo, su vecino, pero cuando Dios les aconseja el ser ellos los primeros en dar los pasos necesarios en su propia vida, rechazan esta palabra colocándose por encima de la sabiduría divina. Estos no están esperando en Dios.

Podríamos seguir pero el punto es: un correcto esperar en Dios significa ir a Él en oración pero también ser sensible al consejo que ÉL me va a dar sobre esta situación, y sobre este consejo ser obediente aunque duela, no olvides que el camino de la madurez es hacia arriba.

Dios lo expresa así en el Salmo que veíamos antes: Sal 32:8-10 BL95  Yo te voy a instruir, te enseñaré el camino, te cuidaré, seré tu consejero.  (9)  No sean como el caballo o como el burro faltos de inteligencia, cuyo ímpetu dominas con la rienda y el freno.  (10)  Muchos son los dolores del impío, pero al que confía en el Señor lo envolverá la gracia.

¿Cuál es el fin de estas palabras?

Otro salmo dice asi: Sal 123:1-2 BAD  Hacia ti dirijo la mirada, hacia ti, cuyo trono está en el cielo.  (2)  Como dirigen los esclavos la mirada hacia la mano de su amo, como dirige la esclava la mirada hacia la mano de su ama, así dirigimos la mirada al Señor nuestro Dios, hasta que nos muestre compasión.

Mirar a Dios, esperar en ÉL, es algo que te animo a hacer pero debes saber que tal cosa significa volverse a Él en oración como también, y esto no podemos olvidar, activar en la obediencia a Él.

{
}
{
}

Deja tu comentario Sabes tu esperar?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre