Avisar de contenido inadecuado

Esencial

{
}

 Que lo esencial pase desapercibido a los ojos de los hombres es un mal que alcanza a muchos. Muchas cosas son buenas y otras son mejores, pero esenciales lo son muy pocas y el descubrirlas para aferrarse a ellas es una gran virtud.

Dentro del mundo cristiano existen buenas cosas que fascinan a muchos, y en el deseo de alcanzarlas o vivirlas podemos llegar a caer en el error de dejar pasar las que son verdaderamente esenciales.

En la Biblia las cosas escritas no lo están por casualidad, ni tampoco lo es, en muchos casos, el orden en que lo están.

Había llegado el momento en que Jesús debía tomar una importante decisión: escoger a sus doce discípulos. La Biblia dice que: Mar 3:13-15 RV60  Después subió al monte,  y llamó a sí a los que él quiso;  y vinieron a él.  (14)  Y estableció a doce,  para que estuviesen con él,  y para enviarlos a predicar,  (15)  y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios:

Algo que podemos decir es que la elección fue fruto exclusivamente de la voluntad divina. Si bien todos somos llamados a salvación EN Cristo (Rom 3:24 RV60  siendo justificados gratuitamente por su gracia,  mediante la redención que es en Cristo Jesús,...),...

... cada uno es llamado a ocupar un lugar diferente en Su cuerpo que es la Iglesia(1Co 12:12 TLA  La iglesia de Cristo es como el cuerpo humano. Está compuesto de distintas partes, pero es un solo cuerpo...(27) Cada uno de ustedes es parte de la iglesia, y todos juntos forman el cuerpo de Cristo.  (28)  En la iglesia, Dios le dio una función a cada una de las partes....)

¿Quién es que determina la posición de cada uno?¿Quién es el que llama? Una vez más, la elección es fruto exclusivamente de la voluntad divina.

También podemos hablar de propósito. Dice el primer verso que fue Jesús quien estableció a estos doce hombres y luego sigue una oración que incluye cuatro veces la palabra "para...".

Desde el mismo momento de su elección existía en la mente de Cristo el objeto, el propósito, el motivo, para semejante llamado.

Dice que aquellos fueron llamados para que anuncien el mensaje de Cristo, mensaje que iría acompañado con manifestaciones de poder sobre el mundo natural y el mundo espiritual.

Hch 1:8 TLA  Pero quiero que sepan que el Espíritu Santo vendrá sobre ustedes, y que recibirán poder para hablar de mí en Jerusalén, en todo el territorio de Judea y de Samaria, y también en los lugares más lejanos del mundo.

El ministerio de Pablo fue coronado con las manifestaciones del poder de Dios: 1Ts 1:5 TLA  Cuando les anunciamos la buena noticia, no lo hicimos sólo con palabras. Al contrario, cuando estuvimos entre ustedes dejamos bien claro que tenemos el poder de Dios, y que el Espíritu Santo actúa por medio de nosotros, para el bien de ustedes.

Este poder sigue hoy manifestandose a través de la Iglesia de Cristo. Sanidades, liberaciones, milagros, continúan hoy causando una fuerte impresión entre los hombres. Esto esta bien, es bueno y en muchos casos entra dentro de lo mejor, pero no creo que sea lo escencial.

Al principio dijimos que la fascinación nos puede jugar una mala pasada al menospreciar lo escencial y también que en la Biblia el orden no siempre es casualidad. Lea otra vez este verso:Mar 3:13-15 RV60  Después subió al monte,  y llamó a sí a los que él quiso;  y vinieron a él.  (14)  Y estableció a doce,  para que estuviesen con él,  y para enviarlos a predicar,  (15)  y que tuviesen autoridad para sanar enfermedades y para echar fuera demonios:

¿Qué es lo primero que figura como objeto del llamado?¿Lo es la predicación o las manifestaciones de poder? Creo que usted se ha dado cuenta a donde quiero llegar.

Lo primero en la lista de propósitos es:"...para que estuviesen con Él...". El ser instrumento para que Dios manifieste su poder es bueno y estar involucrado en la predicación del evangelio es mejor, pero lo verdaderamente escencial tiene que ver con mi relación con Cristo.

Jesús los eligió con dos propósitos. Primero, los eligió para que estuvieran con Él; los eligió para que fueran Sus constantes y fieles compañeros. Otros podrían ir y venir; la multitud podría estar allí un día y no al siguiente; otros puede que fluctuaran y cambiaran en su relación con Él; pero estos Doce habían de identificar sus vidas con Su vida y vivir con Él todo el tiempo        Comentario al Nuevo Testamento William Barclay.

Tal grado de intimidad es la escencia que todo cristiano debe esforzarse por alcanzar, ya que podrá alcanzar el brillo que otorga la ministración de poder sobre otros o deslumbrar con la excelencia del ejercicio de sus dones pero encontrarse lejos de la compañia de Aquél que le escogió para que camine, principalmente, junto a Él.

El famoso pasaje que dice: Apo 3:20 RV60  He aquí,  yo estoy a la puerta y llamo;  si alguno oye mi voz y abre la puerta,  entraré a él,  y cenaré con él,  y él conmigo., no está dirijido a los inconversos sino a una iglesia que se sentía satisfecha de si misma aunque Cristo, quien es el que la hace completa, se encontraba fuera.

Tampoco podemos olvidar a aquellos de quienes la Biblia dice así: Mat 7:22-23 BL95  Aquel día muchos me dirán: ¡Señor, Señor!, hemos hablado en tu nombre, y en tu nombre hemos expulsado demonios y realizado muchos milagros.  (23)  Entonces yo les diré claramente: Nunca les conocí. ¡Aléjense de mí ustedes que hacen el mal!

Observe esto: predicaron, hicieron milagros pero no tenían proximidad, intimidad.

Muchas cosas son buenas y otras mejores pero pocas son escenciales. Dios nos ha escogido para que, esencialmente,  estuviesemos con su Hijo Jesucristo.

Estar con Él significa intimidad, significa oración, significa conocer su Palabra, significa obedecerle a Él.

Estar con Él es un proceso que con perseverancia debemos cultivar durante toda la vida.

Estar con Él significa fusionar mi vida con la suya al punto de que estas se vuelvan inseparables.

Pablo, un hombre que predicaba con poder, era un hombre que tenía intimidad con Jesús. Él llegó a decir que: Gál 2:20 BL95  y ahora no vivo yo, es Cristo quien vive en mí. Todo lo que vivo en lo humano lo vivo con la fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó por mí.

Que Cristo viva en nosotros mientras nuestro yo se rinde ante Él es la escencia para lo que todo cristiano a sido llamado.

{
}
{
}

Deja tu comentario Esencial

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre