Avisar de contenido inadecuado

Escogidos para la obediencia

{
}

Dios lo ha escogido y lo ha hecho con un propósito, enfocarse en ello es lo mejor que puede hacer.

 El apóstol Pedro comienza una de sus cartas diciendo: 1Pe 1:1-2 RV1960 (T) Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia,  (2)  elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del Espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo: Gracia y paz os sean multiplicadas.

 En Cristo fuimos elegidos por Dios. Explicar el motivo para lo cual esto sucedió es el propósito de estas palabras.

 1) FUIMOS ESCOGIDOS PARA SER OBEDIENTES

 1.1) "para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesucristo"

"Después que el pueblo de Israel había sido elegido por la providencia de Dios, después que, anticipando en figura el bautismo, hubo atravesado el mar Rojo y emprendido la marcha hacia la tierra prometida, profesó en el Sinaí obediencia a todos los mandamientos de Dios. Y esta alianza fue sellada con aspersión de sangre" El Nuevo Testamento y su mensaje,1Pedro 1:2

 Dice la Biblia sobre Jesús: Heb 5:8-9 RV1960 (T)  Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;  (9)  y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen;

 Es decir, como con Israel en el Sinaí, el objeto del beneficio de la muerte de Cristo en la cruz son los que tienen fe, pero una fe que es obediente.

 Jua 15:14 RV1960 (T)  Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.

 CONCLUSIÓN

 Termino este propósito simplemente diciendo: la  obediencia no es una opción, la obediencia es una condición y usted decide de qué lado quiere estar.

 1Pe 1:17-23 RV1960 (T)  Y si invocáis por Padre a aquel que sin acepción de personas juzga según la obra de cada uno, conducíos en temor todo el tiempo de vuestra peregrinación;  (18)  sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata,  (19)  sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,  (20)  ya destinado desde antes de la fundación del mundo, pero manifestado en los postreros tiempos por amor de vosotros,  (21)  y mediante el cual creéis en Dios, quien le resucitó de los muertos y le ha dado gloria, para que vuestra fe y esperanza sean en Dios.  (22)  Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro;  (23)  siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre.

{
}
{
}

Deja tu comentario Escogidos para la obediencia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre