Avisar de contenido inadecuado

El engaño del sentido común

{
}

Confiar solamente en nuestro sentido común a la hora de interpretar un suceso puede ser motivo de fracaso para el hombre de fe.

 Lo que antes era solo una advertencia ahora era una realidad, el ejército enemigo tenía sitiada la ciudad: Jer 32:2 RV1960 (T)  Entonces el ejército del rey de Babilonia tenía sitiada a Jerusalén, y el profeta Jeremías estaba preso en el patio de la cárcel que estaba en la casa del rey de Judá.

 La ciudad a punto de ser destruida y el profeta preso, a merced de los acontecimientos. Y en medio de todo este caos la orden: Jer 32:6-9 RV1960 (T)  ...Palabra de Jehová vino a mí, diciendo:  (7)  He aquí que Hanameel hijo de Salum tu tío viene a ti, diciendo: Cómprame mi heredad que está en Anatot; porque tú tienes derecho a ella para comprarla.  ... (9)  Y compré la heredad de Hanameel, hijo de mi tío, la cual estaba en Anatot, y le pesé el dinero; diecisiete siclos de plata.

 Si hubo un momento en que era una locura hacer tal compra era ese mismo, y así también lo entendía Jeremías Jer 32:24-25 RV1960 (T)  (24)  He aquí que con arietes han acometido la ciudad para tomarla, y la ciudad va a ser entregada en mano de los caldeos que pelean contra ella, a causa de la espada, del hambre y de la pestilencia; ha venido, pues, a suceder lo que tú dijiste, y he aquí lo estás viendo.  (25)  ¡Oh Señor Jehová! ¿y tú me has dicho: Cómprate la heredad por dinero, y pon testigos; aunque la ciudad sea entregada en manos de los caldeos?

 El sentido común le "gritaba" que aquello era una locura, que no tenía sentido, pero como aprendería el profeta, y es el motivo de estas palabras, no siempre podemos apoyarnos en nuestro sentido común.

 SENTIDO COMÚN VS. OMNIPOTENCIA

La capacidad de interpretar con sabiduría cotidiana los hechos que se nos presentan es lo que podríamos llamar sentido común, y si bien ella es buena en muchos casos, sin duda falla cuando se enfrenta al concepto de un Dios omnipotente, para quien nada es imposible.

Jer 32:26-27 RV1960 (T)  (26)  Y vino palabra de Jehová a Jeremías, diciendo:  (27)  He aquí que yo soy Jehová, Dios de toda carne; ¿habrá algo que sea difícil para mí?

 El sentido común empujaba a Jeremía a rechazar aquella adquisición en la convicción de que, al ser tomados cautivos por el imperio babilónico y deportados a lejanas tierras, nunca más volverían a aquellos lugares para poseer la tierra que estaba comprando. Pero esta sabiduría cotidiana fallo porque el Dios omnipotente, que era a favor de aquél pueblo, volvió a traerles a su lugar setenta años más tarde. Lo que parecía imposible naturalmente, Dios lo hizo posible a pesar del pronóstico negativo del sentido común.

 SENTIDO COMÚN VS. MISERICORDIA

Otro de los "terrenos" donde el sentido común también entra a fallar es cuando se enfrenta al concepto de un Dios misericordioso.

Jer 32:37-42 TLA  Yo estoy muy enojado con mi pueblo, y por eso lo he dispersado por muchos países. Pero en el futuro, volveré a reunirlos, haré que vuelvan a Jerusalén, y entonces vivirán tranquilos y seguros.  (38)  Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios.  (39)  Haré que tengan buenos pensamientos, y que cambien de conducta. Así me respetarán siempre, y eso será provechoso para ellos y para sus hijos.  (40)  Haré con ellos un pacto que durará para siempre. Estaré con mi pueblo en todo momento, y lo ayudaré; haré que me respete, y que no vuelva a alejarse de mí.  (41)  Con todo mi corazón volveré a establecerlo en esta tierra, y mi mayor alegría será que mi pueblo esté bien.  (42)  »Yo, el Dios de Israel, declaro: Así como le di a mi pueblo este castigo, también le daré todo lo bueno que le he prometido.

  "A quien Dios ama, lo ama hasta el fin. No tenemos razón para desconfiar de la fidelidad y constancia de Dios, sino sólo de nuestro corazón." Comentario Matthew Henry, Jer32:26-44

 El sentido común no auguraba nada bueno para aquél pueblo rebelde. Ellos habían dado la espalda a Dios, ¿porque entonces Dios mantendría las promesas que a ellos les había hecho? La respuesta no tiene lógica sino en el inmenso amor de Dios. 2Ti 2:13 TLA  Y aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel; porque él jamás rompe su promesa.

 SENTIDO COMÚN VS. OBEDIENCIA

Y por último, otro gran obstáculo en el camino del sentido común es la obediencia a Dios. Cuan incomprensible habrá sido para Jeremías todo aquello pero aún así lo hizo, es decir, fue obediente. Cuantos hombres de fe se han destacado por no hacer caso de su sentido común y rendirse en humilde obediencia al mandato divino. Aunque todo su ser gritaba en dura advertencia, y aún otros se sumaban a ello, prevaleció el sentido de obediencia sobre todo lo demás.

 QUE DEBO HACER PARA NO CAER EN EL ENGAÑO DEL SENTIDO COMÚN

 Nuestra inteligencia cotidiana nos dice muchas cosas. Nos dice en más de una oportunidad que nuestro matrimonio está destinado al fracaso, nos dice que las juntas inevitablemente corromperán a nuestros hijos, nos dice que nuestros esfuerzos por llevar a otros a los pies de Jesús serán en vano, nos dice que ya no alcanzaremos aquellos sueños.

Frente a diferentes circunstancias nuestro sentido común nos empuja a creer cosas como estas, pero hay un terreno donde el sentido común empieza a fallar y es en el terreno de la fe.

 Se equivoca nuestro sentido común cuando desconoce que hay un Dios todopoderoso, que nos ama, y para quien todas las cosas le son posibles. Se equivoca nuestro sentido común cuando nos empuja a la resignación o al pesimismo, porque esperanza tenemos en Dios de alcanzar aquello que para nosotros es imposible. Por eso no caigas en su engaño y dejes de obedecer a Dios.

 Mantente obediente y guarda la esperanza aunque tu sentido común te diga lo contrario.

 Termino este artículo con este verso que creo yo que resume lo que he querido decirte hoy aquí. Pro 3:5-6 NBLH  Confía en el SEÑOR con todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propio entendimiento.  (6)  Reconócelo en todos tus caminos, Y El enderezará tus sendas.

{
}
{
}

Deja tu comentario El engaño del sentido común

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre