Avisar de contenido inadecuado

Cómo empezaste tu servicio a Dios deberías terminar

{
}

Más vale que no cedas a la tentación de la avaricia

Dice la Biblia: 1Tim 6:6-9 NVI6 Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene. 7 Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. 8 Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. 9 Los que quieren enriquecerse caen en la tentación y se vuelven esclavos de sus muchos deseos. Estos afanes insensatos y dañinos hunden a la gente en la ruina y en la destrucción.

Unos versos antes, Pablo advierte de aquellos que se lanzan a la predicación y la enseñanza con el único fin de enriquecerse. Y si bien esa es una falta, también lo es que, quienes han comenzado el ministerio con honestidad, cedan ante la tentación de la avaricia.

1Tim 6:10-11 NVI 10 Porque el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores. 11 Tú, en cambio, hombre de Dios, huye de todo eso, y esmérate en seguir la justicia, la piedad, la fe, el amor, la constancia y la humildad.

Unos comienzan su ministerio por interés, y de estos no tengo nada para decir acá. Pero sí a los que han comenzado su servicio con honestidad: en tu prosperidad, no te dejes enredar por la cadena de esclavitud que significa el amor al dinero.

{
}
{
}

Comentarios Cómo empezaste tu servicio a Dios deberías terminar

Deja tu comentario Cómo empezaste tu servicio a Dios deberías terminar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre