Avisar de contenido inadecuado

Emparejar hacia arriba

{
}

La pobreza en si misma es un gran flagelo en la humanidad, y a ello agregamos haciendo más insoportable el peso bajo quien ella está. Culpamos a los sistemas económicos, y tal vez lo sean como tal vez no, pero nunca miramos lo   que nosotros mismos agregamos para que este mal cause  aún mayor daño.

La pobreza es un mal en si misma y ella se ve potenciada con las actitudes que individualmente asumimos. Es el propósito  de este  artículo el denunciar uno de los  males  que  acompaña  a  la  pobreza,  mal que se  origina no en un sistema económico o político, sino en nuestro propio corazón, estoy hablando del mal de la exclusión.

"En la década de los 90, aparece un nuevo concepto: el pobre como el /excluido. Los pobres, los oprimidos, las víctimas, son ahora también excluidos. El actual sistema de economía de libre mercado tiene un modelo de desarrollo que no está pensado para todos; planifica una sociedad donde no caben todos, donde sobran muchos....El sistema es pensado simplemente sin ellos; los pobres son un estorbo. ... Los pobres ya no viven la dependencia, sino la prescindencia y la insignificancia. Hoy día, el ser explotado ¡es un privilegio!, pues al menos se está dentro del sistema. El hecho masivo de la exclusión plantea lo que llamamos la pobreza antropológica, es decir, la degradación del ser humano como persona. Lo trágico es que esta pobreza es interiorizada por el mismo pobre, el cual termina considerándose a sí mismo como subhumano, subpersona. El efecto de esta pobreza antropológica en la población integrada y dominante, es la total insensibilidad frente al mundo de los excluidos. El sufrimiento de los excluidos es considerado como algo exterior a la raza humana y que, en definitiva, no puede afectarla."          Diccionario de Pensamiento Contemporáneo, San Pablo,Madrid,1997, def.de pobre

Siempre Dios a estado  interesado en despertar la conciencia de quienes pueden  ayudar a  los pobres. Al punto que dice uno de los Salmos: Sal 41:1 RV60  Bienaventurado el que piensa en el pobre;...

Este llamado a romper con la insensibilidad, con la exclusión de quien ha caído en pobreza, es el motivo de estas palabras.

Dice la definición anterior que al ser excluido, dejado de lado, o considerado como alguien que no me afecta, el pobre es empujado a la humillación como ser humano. El  que se cree que  es el libro más antiguo de la Biblia ya lo denunciaba así: Job 30:3-8 TLA  ¡Toda la noche la pasan en los lugares más apartados, sufriendo de hambre y dolor!  (4)  ¡Andan entre los matorrales, juntando hierbas amargas y comiendo sólo raíces!  (5)  Nadie en el pueblo los quiere, pues los acusan de ladrones.  (6)  Por eso tienen que vivir en el lecho de arroyos secos, en cuevas y entre las rocas;  (7)  andan entre los matorrales, rebuznando como burros.  (8)  Son gente de mala fama; ¡por eso los echaron del país!

El concepto  que algunos descubrieron en los 90 es tan viejo como la humanidad misma. Muchas causas hay para que una persona caiga en humillación como ser humano, y una de ellas es la indiferencia  con que respondemos a su pobreza.

Dice el salmo:"...Bienaventurado el que piensa en el pobre;...". Sin duda no es un llamado a la meditación o a la contemplación abstracta, sino a la acción. La raíz de la palabra hebrea para "piensa"(sakál), está ligada al hacer o actuar. La  idea es que considerar al pobre me debe movilizar a la acción.

Decía Pablo a la iglesia: Gál 2:9-10 NBJ  y reconociendo la gracia que me había sido concedida, Santiago, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos tendieron la mano en señal de comunión a mí y a Bernabé, para que nosotros fuéramos a los gentiles y ellos a los circuncisos.  (10)  Sólo nos pidieron que nos acordáramos de los pobres, cosa que he procurado cumplir.

También Santiago entendía la necesidad de actuar: Stg 2:15-16 RV60 Y si un hermano o una hermana están desnudos,  y tienen necesidad del mantenimiento de cada día,  (16)  y alguno de vosotros les dice:  Id en paz,  calentaos y saciaos,  pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo,  ¿de qué aprovecha?

Nuestra relación con el Padre es cuestionada cuando no actuamos:1Jn 3:17-18 RV60  Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad,  y cierra contra él su corazón,  ¿cómo mora el amor de Dios en él?  (18)  Hijitos míos,  no amemos de palabra ni de lengua,  sino de hecho y en verdad.

Y Hebreos dice: Heb 13:16 NVI  No se olviden de hacer el bien y de compartir con otros lo que tienen, porque ésos son los sacrificios que agradan a Dios.

Movimientos de ayuda a los pobres  son buenos, pero además de ellos, ¿qué estoy haciendo yo como individuo?.Motivos, o excusas, para no actuar hay muchos y entre ellos encontramos:

-el querer tener cada vez más, a lo que la Biblia responde: Heb 13:5 NVI  Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.»

-la desconfianza, a lo que la Biblia contesta: Mat 5:42 RV60  Al que te pida,  dale;  y al que quiera tomar de ti prestado,  no se lo rehúses....Pro 21:13 TLA  Quien no hace caso de las súplicas del pobre, un día pedirá ayuda y nadie se la dará.

-el que a mi me falte, a lo que la Biblia sentencia: Pro 11:24 RV60  Hay quienes reparten, y les es añadido más; Y hay quienes retienen más de lo que es justo, pero vienen a pobreza.

El no hacer nada por el pobre es excluirlos, y tal actitud los acerca más a la perdida de la dignidad como ser humano. Dios siempre estuvo interesado en movilizar a la gente para "emparejar hacia arriba", como dicen algunos políticos en campaña. Y en tal interés Él hace unas promesas increíbles.

El  salmo en que meditábamos al principio dice: Sal 41:1-3 NVI Dichoso el que piensa en el débil; el SEÑOR lo librará en el día de la desgracia  (2)  El SEÑOR lo protegerá y lo mantendrá con vida; lo hará dichoso en la tierra y no lo entregará al capricho de sus adversarios  (3)  El SEÑOR lo confortará cuando esté enfermo; lo alentará en el lecho del dolor.

Bienaventurado, dichoso, será porque en su actitud desatará el favor de Dios sobre él. Otros pasajes dicen: Pro 19:17 NVI  Servir al pobre es hacerle un préstamo al SEÑOR; Dios pagará esas buenas acciones.

Pro 28:27 NVI  El que ayuda al pobre no conocerá la pobreza; el que le niega su ayuda será maldecido.

Pro 22:9 RV60  El ojo misericordioso será bendito, Porque dio de su pan al indigente.

Excluir al pobre es más común de lo que creemos. La falta de dignidad en este puede ser fruto de un equivocado sistema económico, o de una actitud desganada o desarreglada del mismo, y de seguro también del duro corazón de quienes le rodean.

Hombres y mujeres como la amada Tabita entendían que bueno era hacer algo para levantar la dignidad de los que habían caído en tal desgracia. Hch 9:36 TLA  En el puerto de Jope vivía una seguidora de Jesús llamada Tabitá. Su nombre griego era Dorcas, que significa «Gacela». Tabitá siempre servía a los demás y ayudaba mucho a los pobres.

Junto con otro, cuyo esfuerzo era bien visto. Hch 10:2-4 TLA  Cornelio y todos los de su casa amaban y adoraban a Dios. Además, Cornelio ayudaba mucho a los judíos pobres, y siempre oraba a Dios.  (3)  Un día, a eso de las tres de la tarde, Cornelio tuvo una visión, en la que claramente veía que un ángel de Dios llegaba a donde él estaba y lo llamaba por su nombre.  (4)  Cornelio sintió miedo, pero miró fijamente al ángel y le respondió: «¿Qué desea mi Señor?» El ángel le dijo: «Dios ha escuchado tus oraciones, y está contento con todo lo que haces para ayudar a los pobres.

La pobreza es un mal en si misma, pero condimentada con nuestra indiferencia, lleva rápidamente a la perdida de dignidad del ser humano. Algo podremos hacer y en ello tenemos la seguridad de que seremos recompensados, porque como dijo Jesús: Hch 20:35 RV60  ...Más bienaventurado es dar que recibir. O como dice otra versión del mismo pasaje: Hch 20:35 TLA  ... “Dios bendice más al que da que al que recibe.”»

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Emparejar hacia arriba

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre