Avisar de contenido inadecuado

El sustituto

{
}

Que bueno es sentirse sin culpa aunque para ello alguien se tenga que hacer cargo de nuestras omisiones.

 Algunos ven el mensaje bíblico sin atractivo alguno cuando en realidad se encuentra lleno de incalculables riquezas.

¿Qué cosa más preciosa, que atributo más excelente, que el ser declarado inocente cuando en realidad somos culpables? Y ese es el mensaje del evangelio, siendo culpables ante Dios, podemos ser declarados inocentes o justos, no por algo que tengamos que hacer, sino gracias a nuestro sustituto.

Rom 5:1 DHHe (D) Así pues, ya hechos justos gracias a la fe, tenemos paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

 1) A.T. EL SUSTITUTO

Uno de los días más solemne en el calendario judío era el día de la expiación, en hebreo «Yom Kippur». Ese día la culpa por el pecado era quitado de sobre el pueblo, pero alguien tenía que hacerse cargo de ella.

 Lev 16:15-21 TLA  Enseguida me presentará el chivo, que es la ofrenda para el perdón de pecados del pueblo; y luego llevará la sangre al Lugar Santísimo, y hará lo mismo que hizo con la sangre del ternero.  (16)  Así Aarón obtendrá el perdón de los pecados y purificará a los israelitas, al Lugar Santísimo y al santuario.  ... (20)  »Cuando Aarón termine de hacer todo esto, me presentará el otro chivo, el que dejó con vida.  (21)  Pondrá sus dos manos sobre la cabeza del animal y confesará sobre él todos los pecados de los israelitas, y así pondrá sobre el chivo los pecados del pueblo. Luego el chivo será llevado al desierto, para que se lleve con él todos los pecados cometidos por los israelitas.

 El pueblo se sentía libre de su culpa pero para ello un animal tuvo que derramar su sangre y otro cargar con los pecados que le eran ajenos.

 2) N.T. EL SUSTITUTO

No por casualidad Dios ordenó toda aquella suerte de ceremonias cargadas de simbolismo, es que todas ellas apuntaban a una sola cosa, a Cristo y a su misión en la tierra.

 Heb 9:13-15 TLA  De acuerdo con la religión judía, las personas que están impuras no pueden rendirle culto a Dios. Pero serán consideradas puras si se les rocía la sangre de chivos y toros, y las cenizas de una becerra sacrificada.  (14)  Pues si todo eso tiene poder, más poder tiene la sangre de Cristo. Porque por medio del Espíritu, que vive para siempre, Cristo se ofreció a sí mismo a Dios como sacrificio sin mancha ni pecado. Su sangre nos purifica, para que estemos seguros de que hemos sido perdonados, y para que podamos servir a Dios, que vive para siempre.  (15)  Así, por medio de Jesucristo, entramos en un nuevo pacto con Dios. Porque Jesucristo murió para que Dios nos perdonara todo lo malo que hicimos cuando servíamos al primer pacto. Y por medio de su muerte, también los que hemos sido elegidos por Dios recibiremos la salvación eterna que él nos ha prometido.

 Hoy podemos ser declarados inocentes, justos, sin culpa, delante de Dios pero para ello alguien tuvo que derramar su sangre y cargar con nuestros pecados, ese fue Jesús.

 Efe 2:12-13 DHHe (D)  recordad que en otro tiempo estabais sin Cristo, separados de la nación de Israel, y que no teníais parte en los pactos ni en la promesa de Dios. Vivíais en este mundo, sin Dios y sin esperanza.  (13)  Pero ahora, unidos a Cristo Jesús por la sangre que él derramó, vosotros, que antes estabais lejos, habéis sido acercados.

 1Pe 3:18 NVI  Porque Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por los injustos, a fin de llevarlos a ustedes a Dios...

 CONCLUSIÓN

 La invitación del evangelio es generosa: Isa 1:18 TLA  ”Vengan ya, vamos a discutir en serio, a ver si nos ponemos de acuerdo. Si ustedes me obedecen, yo los perdonaré. Sus pecados los han manchado como con tinta roja; pero yo los limpiaré. ¡Los dejaré blancos como la nieve! ”Entonces comerán de lo mejor de la tierra;

 Y todos podemos volvernos a ella, pero no olvidemos que es gracias a que alguien derramó su sangre y cargó con nuestros pecados, no olvidemos que es gracias a nuestro sustituto, que es gracias a Jesús.

 Jua 1:29 NVI  Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!

{
}
{
}

Deja tu comentario El sustituto

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre