Avisar de contenido inadecuado

El secreto

{
}

Las circunstancias de la vida no son siempre las mismas pero no por ello tenemos que ser víctimas de ellas. Hay un secreto para mantenernos siempre en pie y es lo que quiero compartir hoy aquí.

 Contrario a lo que algunos predican para el creyente de hoy, el camino de la fe para Pablo tuvo los más diferentes matices: Flp 4:12 RV1960 (T)  Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.

  Hoy en día palabras como humildad, hambre, necesidad, son puestas al mismo nivel que pecado y fracaso, y no estoy seguro de que eso debiera ser así. Las circunstancias de la vida son comunes a todos los que tenemos nuestros pies sobre la tierra, la clave está en conocer el secreto que nos ayudará a no ser esclavos de ellas y así, a pesar de, seguir adelante en el camino de la vida.

 1) MATICES

No siempre las cosas ocurrieron de la misma manera para Pablo, ¿significaba esto que se encontraba en pecado? ¿Era señal de que no había entendido el carácter del evangelio? No creo que podamos decir una cosa ni otra, lo que le sucedía era parte de lo que vivir, y aún como hijo de Dios, significa.

 Flp 4:12 TLA  Sé bien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que es tener de todo. He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, o que pase hambre; ya sea que tenga de todo o que no tenga nada.

 ¿Cómo Pablo logró mantenerse en pie a pesar de tales situaciones? Aquí viene el secreto que debiéramos de conocer.

 2) EL SECRETO

Él dijo:"...He aprendido a vivir en toda clase de circunstancias..." En el griego, idioma original de esta carta, el verbo "aprendido" significa: ...conocer un secreto.Diccionario Swanson,G3453

 Entonces, la pregunta es: ¿qué secreto aprendió Pablo que le permite enfrentar cualquier tipo de circunstancias y seguir avanzando? Y la respuesta creo que está en el verso siguiente:

 Flp 4:12-13 RV1960 (T)  Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.  (13)  Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

 La fortaleza que recibía de Jesús es lo que le permitió enfrentar cualquier tipo de circunstancias y seguir adelante, victorioso, tomado de la mano de Jesús.

 CONCLUSIÓN

Pareciera ser que no todos están preparado para la vida como hijos de Dios. En primer lugar porque tienen una expectativa equivocada en cuanto a lo que les debería pasar y en cuanto a lo que no. Y en segundo lugar, porque no han entendido que en Cristo encontraran las fuerzas para avanzar.

 Las circunstancias suceden pero usted no tiene porque ser víctima de ellas. Fortalézcase en Jesús y siga avanzando, la victoria es suya gracias a Él.

 Isa 40:28-31 NVI  ¿Acaso no lo sabes? ¿Acaso no te has enterado? El SEÑOR es el Dios eterno, creador de los confines de la tierra. No se cansa ni se fatiga, y su inteligencia es insondable.  (29)  Él fortalece al cansado y acrecienta las fuerzas del débil.  (30)  Aun los jóvenes se cansan, se fatigan, y los muchachos tropiezan y caen;  (31)  pero los que confían en el SEÑOR renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.

{
}
{
}

Deja tu comentario El secreto

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre