Avisar de contenido inadecuado

El inicio

{
}

Todo tiene un principio, y  algunos sería mejor evitar que siguieran adelante.

Dice la Biblia: Miq 1:3-5 NTV ¡Miren! ¡Viene el SEÑOR! Sale de su trono en el cielo y pisotea las cumbres de la tierra. (4) Las montañas se derriten debajo de sus pies y se derraman sobre los valles como cera en el fuego, como agua que desciende de una colina. (5) ¿Y por qué sucede esto? Es a causa de la rebelión de Israel, sí, por los pecados de toda la nación. ¿Quién es culpable de la rebelión de Israel? ¡Samaria, su ciudad capital! ¿Dónde está el centro de la idolatría en Judá? ¡En Jerusalén, su capital!

En tiempo del profeta, el centro de la idolatría en Juda estaba en Jerusalén, pero todo había comenzado en otra pequeña ciudad. Miq 1:13 NTV Enganchen los caballos a sus carros y huyan, pueblo de Laquis. Ustedes fueron la primera ciudad de Judá que siguió a Israel en su rebelión e hicieron caer a Jerusalén en pecado.

La capital estaba cayendo en fracaso pero todo empezó en otro lugar. El fracaso duele pero puede eludirlo si evita que las malas "pequeñeces", como el orgullo, la avaricia, la sensualidad y cualquier otra forma de pecado, avancen hasta conquistar su corazón.

{
}
{
}

Deja tu comentario El inicio

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre