Avisar de contenido inadecuado

El funeral

{
}

Hay lugares que son fuente provechosa de lecciones para la vida y rara vez gozan estos de gran estima. Hay lugares que tienen un alto impacto en aquél que es sabio pero el necio pasará por el como si nada.

 Uno de estos lugares que pueden llevarnos a pensar para corregir y crecer, es aquel donde se realiza un funeral.

 Dice  un verso de la Biblia en el libro de Eclesiastés que: Ecl 7:2 LBLA  Mejor es ir a una casa de luto que ir a una casa de banquete, porque aquello es el fin de todo hombre, y al que vive lo hará reflexionar en su corazón.

 "Así como el carácter interior es más crucial que la fragancia exterior, así las lecciones derivadas de un funeral son más instructivas que las lecciones de una fiesta de cumpleaños. El funeral puede llevarnos a pensar acerca de la vida, pero la fiesta probablemente no lo hará. En este sentido se enmienda el corazón , es decir, hace posible que nuestros pensamientos más íntimos hagan evaluaciones verdaderas. " Comentario Bíblico Siglo Ventiuno, Ecl.7:1-6

 No se trata de morbosidad sino de reflexión. Muchas cosas podemos aprender en la casa de luto y todas ellas, para el sabio, son ricas enseñanzas para su presente.

 Una de las cosas que podemos apreciar en un funeral es cuantos le querían, y esto tiene que ver con el carácter. No hay misterios, lo que se siembra se cosecha. Quien vive sembrando odio, resentimientos, peleas, indiferencia, será eso mismo lo que cosechará. En cambio, quien es compasivo, perdonador, afectuoso, interesado, generoso, será alguien que coseche esto mismo del corazón de los que le rodean.

 Evaluar el carácter del difunto y ver a cuantos alcanzó para bien, debería llevarnos a reflexionar sobre nosotros y ver que tipo de impresión estamos grabando en el corazón de los que nos rodean.

 Otra lección  tiene que ver con quienes eran los que verdaderamente le querían, y esto pasa por la estimación que hacemos del otro. No es la primera vez que ante la necesidad de auxilio los que se muestran fieles son justamente los que hemos menospreciado. Rodearse de personas que no son ni sienten lo que aparentan es muy común, como lo es el menospreciar a los que si son sinceros y genuinos con nosotros.

 Más de una vez he sabido de hijos menospreciados por sus padres  frente a los otros de su nueva pareja, pero cuando enfermaron  fueron aquellos hijos menospreciados los que estuvieron  su lado. Saber rodearse de las personas correctas es una gran virtud y esto también podemos aprender en un funeral.

 Por último, en un funeral podemos aprender sobre las prioridades. Cuando leemos un libro de historia es fácil darse cuenta de los aciertos y equivocaciones porque  en pocas páginas podemos ver resumido el antes, durante y después, de ciertas situaciones. La información que recabamos es mucho más amplia que si estuviéramos metidos en la historia misma.

De igual manera en un funeral es como leer el libro de la historia del difunto, y en esa visión más amplia podemos evaluar si su orden de prioridades era correcto.

¿Valió la pena vivir tan preocupado por el dinero?¿valió la pena descuidar tanto a la familia?¿valió la pena vivir una vida de desenfreno?. Estas y otras preguntas de seguro hallarán respuesta al "leer" en la historia del difunto y traerán luz sobre el orden de prioridades que nosotros mismos hemos adoptado.

 Dice otro verso de Eclesiastés que: Ecl 8:8 TLA  Nadie tiene tanto poder como para evitar la muerte y vivir para siempre. De la batalla entre la vida y la muerte nadie se libra, ni siquiera los malvados.

 La muerte es algo universal a todo ser humano, a todos nos alcanzará aunque hoy no nos guste pensar en ello. Pero no es malo pensar en la muerte, no en un sentido morboso sino para hacer los cambios justos para tener una mejor calidad de vida. Tampoco es malo pensar en ella como preparación para la eternidad pero de eso hablaremos en otro momento.

 "Mucha gente evita pensar en la muerte, no quiere enfrentarla y está renuente a asistir a los funerales. Salomón no nos está alentando a que pensemos mórbidamente, sino que sabe que a veces es útil pensar en la muerte. Nos recuerda que todavía tenemos tiempo para cambiar, tiempo para examinar la dirección de nuestra vida y tiempo para confesar nuestros pecados y encontrar el perdón de Dios. Debido a que todos a la larga moriremos, tiene sentido planear con antelación el poder experimentar la misericordia de Dios en vez de enfrentar su justicia."Comentario Biblia Diario Vivir, Ecl.7:2

{
}
{
}

Deja tu comentario El funeral

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre