Avisar de contenido inadecuado

El cambio

{
}

No hay nada que nos de buena presencia ante Dios sino lo que viene por la fe en Jesús.

Dice la Biblia: Zac 3:1-4 NVI Entonces me mostró a Josué, el sumo sacerdote, que estaba de pie ante el ángel del SEÑOR, y a Satanás, que estaba a su mano derecha como parte acusadora.(...) (3) Josué estaba vestido con ropas sucias en presencia del ángel. (4) Así que el ángel les dijo a los que estaban allí, dispuestos a servirle: «¡Quítenle las ropas sucias!» Y a Josué le dijo: «Como puedes ver, ya te he liberado de tu culpa, y ahora voy a vestirte con ropas espléndidas.»

Antes que sacerdote y judío, Josué era un hombre como todos nosotros. Y como él, nuestra presencia no tiene buena imagen ante Dios. Isa 64:6 NTV Estamos todos infectados por el pecado y somos impuros. Cuando mostramos nuestros actos de justicia, no son más que trapos sucios. Como las hojas del otoño, nos marchitamos y caemos, y nuestros pecados nos arrasan como el viento.

Pero el evangelio es la buena noticia de que nuestra vileza puede cambiar si creemos en el sacrificio de Jesús en la cruz y en su resurrección. 1Co 6:9-11 NTV ¿No se dan cuenta de que los que hacen lo malo no heredarán el reino de Dios? No se engañen a sí mismos. Los que se entregan al pecado sexual o rinden culto a ídolos o cometen adulterio o son prostitutos o practican la homosexualidad (10) o son ladrones o avaros o borrachos o insultan o estafan a la gente: ninguno de ésos heredará el reino de Dios. (11) Algunos de ustedes antes eran así. Pero fueron limpiados; fueron hechos santos; fueron hechos justos ante Dios al invocar el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.

La fe en Cristo es la única forma de cambiar nuestra "ropa". Y eso, hoy, es algo que puedes hacer.

{
}
{
}

Deja tu comentario El cambio

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre