Avisar de contenido inadecuado

Dos deudores

{
}

Una adoración fría y desanimada es algo que revuelve el estómago

 Dice la Biblia: Luc 7:40-46 RV1960 (T)  Entonces respondiendo Jesús, le dijo: Simón, una cosa tengo que decirte. Y él le dijo: Dí, Maestro.  (41)  Un acreedor tenía dos deudores: el uno le debía quinientos denarios, y el otro cincuenta;  (42)  y no teniendo ellos con qué pagar, perdonó a ambos. Dí, pues, ¿cuál de ellos le amará más?  (43)  Respondiendo Simón, dijo: Pienso que aquel a quien perdonó más. Y él le dijo: Rectamente has juzgado.  (44)  Y vuelto a la mujer, dijo a Simón: ¿Ves esta mujer? Entré en tu casa, y no me diste agua para mis pies; mas ésta ha regado mis pies con lágrimas, y los ha enjugado con sus cabellos.  (45)  No me diste beso; mas ésta, desde que entré, no ha cesado de besar mis pies.  (46)  No ungiste mi cabeza con aceite; mas ésta ha ungido con perfume mis pies.

 Guardar una postura impávida, carente de emoción, acerca de Jesús, es una demostración de ingratitud ante Aquél que anuló nuestra condenación eterna revistiéndonos de Su Justicia. Alegar para ello importancia, vergüenza, o cualquier otra defensa es algo digno de personas tontas.

 La adoración como expresión de amor y gratitud no debería encontrar obstáculos. Y no está reservada al culto, es decir, toda tu vida debe ser una demostración de amor y gratitud a Aquél que te salvó. Toda tu vida debe estar centrada en una fervorosa adoración a Jesús. 

{
}
{
}

Deja tu comentario Dos deudores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre