Avisar de contenido inadecuado

Dolores repentinos de la mujer encinta

{
}

Saber que algo va a ocurrir no significa estar preparado para ello. Durante nueve meses la mamá sueña con "ese" día, pero cuando éste llega no todas están preparadas para lo que viene.

 

Esta imagen de la vida, Pablo la toma para imprimir con mayor fuerza una idea en la mente de aquellos cristianos. Muchos sabían sobre la segunda venida de Cristo pero podía ser que, a  pesar de tal conocimiento, alguno no estuviera listo para ello. Es la intención de estas palabras el imprimir cierto sentido de gravedad ante lo que es un acontecimiento seguro del futuro pero que muchos han descuidado.

 

Varios son los matices que este tema presenta. Por mi parte no me referiré al "salvo siempre salvo" o no, ya que si se cree en uno u en otro, ambos están de acuerdo con la necesidad de estar preparado para tal suceso. Tampoco me referiré a los tiempos de los acontecimientos, ya que se crea que algunos de ellos ocurren antes, durante o después de la gran tribulación, todos estamos de acuerdo en la necesidad de estar preparados para tal fin.

 

En otras palabras, no abordaré los temas que han traído tanta discusión sino que me enfocaré en aquello en lo que todos estamos de acuerdo: la necesidad de estar "velando" en nuestro presente a la luz de los acontecimientos revelados del futuro.

 

Pablo dijo a los tesalonicenses:1Ts 5:2-3 DHH  Ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará cuando menos se lo espere, como un ladrón que llega de noche.  (3)  Cuando la gente diga: "Todo está en paz y tranquilo",entonces vendrá de repente sobre ellos la destrucción, como le vienen los dolores de parto a una mujer que está encinta; y no podrán escapar.

 

Algunos creemos que este "día del regreso del Señor" más que un día de 24 horas representa un período de tiempo que comienza con el rapto de la Iglesia y culmina siete años después con la batalla de Armagedón y el juicio de las naciones, lo cual da inicio al gobierno milenial de Cristo sobre la tierra.

 

Por ello Pablo hace referencias tanto al rapto como a la destrucción y juicio como si fueran un mismo acontecimiento aunque cuando el rapto no hay destrucción  y a la inversa.1Ts 4:15-5:4 DHH  Por esto les decimos a ustedes, como enseñanza del Señor,que nosotros, los que quedemos vivos hasta la venida del Señor, no nos adelantaremos a los que murieron.  (16)  Porque se oirá una voz de mando, la voz de un arcángel y el sonido de la trompeta de Dios, y el Señor mismo bajará del cielo.Y los que murieron creyendo en Cristo, resucitarán primero;  (17)  después, los que hayamos quedado vivos seremos llevados,juntamente con ellos, en las nubes, para encontrarnos con el Señor en el aire; y así estaremos con el Señor para siempre.  (18)  Anímense, pues, unos a otros con estas palabras.  (5:1)  En cuanto a las fechas y los tiempos, hermanos, no necesitan que les escribamos.  (2)  Ustedes saben muy bien que el día del regreso del Señor llegará cuando menos se lo espere, como un ladrón que llega de noche.  (3)  Cuando la gente diga: "Todo está en paz y tranquilo",entonces vendrá de repente sobre ellos la destrucción, como le vienen los dolores de parto a una mujer que está encinta; y no podrán escapar.  (4)  Pero ustedes, hermanos, no están en la oscuridad, para que el día del regreso del Señor los sorprenda como un ladrón.

 

Como Iglesia no debería ser nuestra preocupación los efectos de esta "destrucción repentina", sino más bien el rapto de la misma. Algo sumamente anunciado y esperado pero, ante lo cual, no todos están preparados.

 

¿Cuáles son los anuncios en el Nuevo Testamento sobre esto?

 

Además de lo que Pablo revela, otras partes de la Biblia dicen:Hch 1:11 TLA  Entonces aquellos dos les dijeron: «Hombres de Galilea, ¿qué hacen ahí, mirando al cielo? Acaban de ver que Jesús fue llevado al cielo, pero así como se ha ido, un día volverá.»

 

Heb 9:28 TLA  .... Cristo se ha ofrecido una sola vez para que muchos seamos perdonados de nuestros pecados. Después él volverá otra vez al mundo, pero no para morir por nuestros pecados, sino para salvar a todos los que esperamos su venida.

 

Siempre hay un propósito en las palabras de la Biblia y el de estos anuncios podemos entenderlo así:1Jn 2:28 RV60  Y ahora,  hijitos,  permaneced en él,  para que cuando se manifieste,  tengamos confianza,  para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.

 

No todos experimentarán este arrebatamiento. Quienes no esten preparados, en ese día de gloria para muchos, sufrirán la confusión y la verguenza  de no ser parte de tal experiencia. Por ello el sentido de anunciarlo, y por ello el sentido de estas palabras.1Ts 5:6-9 TLA  Por eso, debemos mantenernos alerta y vivir correctamente, y no tan despreocupados como viven algunos.  (7)  Los que viven pecando y emborrachándose, y sin preocuparse por el regreso del Señor Jesús, realmente viven en la oscuridad.  (8)  Pero nosotros no vivimos en la oscuridad, sino en la luz. Por eso debemos mantenernos alerta, y confiar en Dios y amar a toda persona. ¡Nuestra confianza y nuestro amor nos pueden proteger del pecado como una armadura! Y si no dudamos nunca de nuestra salvación, esa seguridad nos protegerá como un casco.  (9)  Porque Dios no nos ha llamado para castigarnos, sino para que recibamos la salvación por medio de nuestro Señor Jesucristo.

 

Las palabras claves aquí son:"estar preparado". Por lo cual, la pregunta es:¿lo estás tú?.

 

Se que este mensaje no es nuevo, ya en los primeros años de la fe cristiana, la iglesia era exhortada con el. Pero no por eso ha perdido validez como algunos creen.El apóstol Pedro dijo: 2Pe 3:3-15 TLA  En primer lugar, tomen en cuenta que, en los últimos días, vendrán algunos que sólo pensarán en sus malos deseos. Se burlarán de ustedes  (4)  y les preguntarán: «¿Qué pasó con la promesa de que Jesucristo regresaría? Ya murieron nuestros padres, ¡y todo sigue igual que cuando el mundo fue creado!»...  (8) .... no olviden que, para el Señor, un día es como mil años, y mil años son como un día.  (9)  No es que Dios sea lento para cumplir su promesa, como algunos piensan. Lo que pasa es que Dios tiene paciencia con ustedes, porque él no quiere que nadie muera, sino que todos vuelvan a obedecerle.  (10)  Pero cuando el Señor Jesús regrese, vendrá como cuando un ladrón entra en una casa a robar. En ese día, los cielos desaparecerán en medio de un ruido espantoso, las estrellas serán destruidas por el fuego, y la tierra y todo lo que hay en ella desaparecerán. ... (14)  Por eso, queridos amigos, mientras esperan a que esto suceda, hagan todo lo posible por estar en paz con Dios, y porque él los encuentre sin pecado.  (15)  Recuerden que nuestro Señor Jesucristo nos trata con paciencia, para que podamos ser salvos. Ya nuestro querido compañero Pablo les ha escrito acerca de esto, y fue Dios mismo quien se lo explicó.

 

No es mi intención aquí defender una postura teológica u otra, simplemente hacer un llamado a esta realidad que muchos conocemos pero la cual, tal vez, hayas descuidado.

 

Termino con las palabras del evangelio y lo que de ellas se comenta:Luc 21:34-36 DHH  "Tengan cuidado y no dejen que sus corazones se hagan insensibles por los vicios, las borracheras y las preocupaciones de esta vida, para que aquel día no caiga de pronto sobre ustedes  (35)  como una trampa. Porque vendrá sobre todos los habitantes de la tierra.  (36)  Estén ustedes preparados, orando en todo tiempo, para que puedan escapar de todas estas cosas que van a suceder y para que puedan presentarse delante del Hijo del hombre."

 

"Nuestro peligro es que nos sobrevenga el día de la muerte y el juicio cuando no estemos preparados. No sea que cuando seamos llamados a encontrarnos con nuestro Señor, lo que debiera estar más cerca de nuestros corazones sea lo que esté más lejos de nuestros pensamientos. Pues así será para la mayoría de los hombres que habitan la tierra y que únicamente piensan las cosas terrenales y no tienen comunicación con el cielo. Será terror y destrucción para ellos.

Aquí véase la que debiera ser nuestra mira para ser tenidos por dignos de escapar de todas esas cosas; para que cuando los juicios de Dios estén por todos lados, nosotros no estemos en la calamidad común, o que no sea para nosotros lo que es para los demás. ¿Se pregunta cómo puede ser hallado digno de comparecer ante Cristo en aquel día? Los que nunca han buscado a Cristo, que ahora vayan a Él; los que nunca se han humillado por sus pecados, que empiecen ahora; los que ya han empezado, que sigan y se conserven humildes. Por tanto, vela y ora siempre. Sé alerta contra el pecado; alerta en todo deber, y aprovecha al máximo toda oportunidad de hacer el bien. Ora siempre: serán tenidos por dignos de vivir una vida de alabanza en el otro mundo los que viven una vida de oración en este mundo. Empecemos, empleemos y concluyamos cada día atendiendo a la palabra de Cristo, obedeciendo sus preceptos, y siguiendo su ejemplo, para que cuando Él llegue nosotros seamos hallados velando."  Comentario Matthew Henry, Lc.21:29-38

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Dolores repentinos de la mujer encinta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre