Avisar de contenido inadecuado

Discípulos sumisos

{
}

La Gloria de Dios se manifiesta por medio de aquellos que profesan una entrega total a su Señor.

 Una nueva oportunidad de mostrar quien era pero para ello necesitaba de hombres que estuvieran totalmente rendidos a Él. Mat 15:34-36 RV1960 (T)  (34)  Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos.  (35)  Y mandó a la multitud que se recostase en tierra.  (36)  Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud.

 La necesidad era real  así como la capacidad en Jesús de satisfacerla, la condición estaba en si sus discípulos realmente estaban entregados a Él por completo o no.

Fue la sumisión de aquellos que permitió el milagro y será la entrega de quienes se dicen discípulos de Él hoy la que permitirá que muchos milagros como éste se sigan sucediendo.

 1) EL MILAGRO

Mat 15:32-38 RV1960 (T)  (32)  Y Jesús, llamando a sus discípulos, dijo: Tengo compasión de la gente, porque ya hace tres días que están conmigo, y no tienen qué comer; y enviarlos en ayunas no quiero, no sea que desmayen en el camino.  (33)  Entonces sus discípulos le dijeron: ¿De dónde tenemos nosotros tantos panes en el desierto, para saciar a una multitud tan grande?  (34)  Jesús les dijo: ¿Cuántos panes tenéis? Y ellos dijeron: Siete, y unos pocos pececillos.  (35)  Y mandó a la multitud que se recostase en tierra.  (36)  Y tomando los siete panes y los peces, dio gracias, los partió y dio a sus discípulos, y los discípulos a la multitud.  (37)  Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, siete canastas llenas.  (38)  Y eran los que habían comido, cuatro mil hombres, sin contar las mujeres y los niños.

 Hemos visto este milagro desde diferentes puntos de vista y he aquí una pequeña arista más. A pesar de todo lo que significaba para aquellos esos siete panes (su único sustento, algo insuficiente para aquella multitud), cuando Jesús los tomó ninguno de ellos se lo negó. ¿Entendían lo que iba a suceder? No lo sé, solo se que estuvieron dispuestos a permitir que Jesús hiciera lo que quería hacer con aquello que era de ellos. 

 2) SUMISIÓN

Imagine por un momento que hubiera pasado si aquellos hombres negaran a Jesús lo poco que tenían. Sin duda Él podría haber usado otro camino para mostrar su poder pero es que es Su Voluntad manifestarse al mundo por medio de sus discípulos y no independientemente de ellos. De allí la importancia de discípulos rendidos por completo a Él, porque es a través de ellos que Su Gloria se manifiesta al mundo.

 Luc 14:26-33 TLA  «Si alguno de ustedes quiere ser mi discípulo, tendrá que amarme más que a su padre o a su madre, más que a su esposa o a sus hijos, y más que a sus hermanos o a sus hermanas. Ustedes no pueden seguirme, a menos que me amen más que a su propia vida.  (27)  Si ustedes no están dispuestos a morir en una cruz, y a hacer lo que yo les diga, no pueden ser mis discípulos.  ... (33)  »Por eso, piénsenlo bien. Si quieren ser mis discípulos, tendrán que abandonar todo lo que tienen.

 3)DIOS NECESITA DE MAS ANANÍAS

El impacto de la vida de Pablo en el mundo cristiano es imposible de cuantificar. Pero si Dios pudo mostrar su Gloria a través de Pablo fue porque encontró un discípulo que estuvo dispuesto a hacer lo que se le pedía aún a costa de sus propios argumentos y del peligro que ello encerraba. Una pequeña acción que no le llevó más de unas horas pero que desató lo que aquél ni se imaginaba.

 Hch 9:10-19 NVI  Había en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor llamó en una visión. —¡Ananías! —Aquí estoy, Señor.  (11)  —Anda, ve a la casa de Judas, en la calle llamada Derecha, y pregunta por un tal Saulo de Tarso. Está orando,  (12)  y ha visto en una visión a un hombre llamado Ananías, que entra y pone las manos sobre él para que recobre la vista.  (13)  Entonces Ananías respondió: —Señor, he oído hablar mucho de ese hombre y de todo el mal que ha causado a tus santos en Jerusalén.  (14)  Y ahora lo tenemos aquí, autorizado por los jefes de los sacerdotes, para llevarse presos a todos los que invocan tu nombre.  (15)  —¡Ve! —insistió el Señor—, porque ese hombre es mi instrumento escogido para dar a conocer mi nombre tanto a las naciones y a sus reyes como al pueblo de Israel.  (16)  Yo le mostraré cuánto tendrá que padecer por mi nombre.  (17)  Ananías se fue y, cuando llegó a la casa, le impuso las manos a Saulo y le dijo: «Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino, me ha enviado para que recobres la vista y seas lleno del Espíritu Santo.»  (18)  Al instante cayó de los ojos de Saulo algo como escamas, y recobró la vista. Se levantó y fue bautizado;  (19)  y habiendo comido, recobró las fuerzas.

 Una pequeña visita, una breve oración, pero encaminó a uno de los hombres más influyentes del mundo cristiano al propósito de su vida.

 EL PORQUE

 Dios sigue siendo el mismo que ayer y como antes, aún hoy quiere manifestar su gloria a nuestro mundo. Por eso la urgencia de discípulos rendidos a Él, que no cuestionen o argumenten contra Su voluntad.

Hombres y mujeres que estén dispuestos a permitir que Jesús haga lo que quiere hacer por medio de ellos. De esa manera seguiremos viendo milagros como el de la alimentación de los cuatro mil y seguiremos viendo como otros "Pablo" se siguen levantando para mostrar la Gloria de Dios a este mundo que tanto lo necesita.

{
}
{
}

Deja tu comentario Discípulos sumisos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre