Avisar de contenido inadecuado

Dignidad

{
}

Digno no por lo que hace sino por lo que es.

 El concepto de dignidad del ser humano, lamentablemente para algunos, se encuentra muy distorsionado y consideran alguien como digno según lo que tiene o lo que hace.

Luc 7:4-5 RV1960 (T)  Y ellos vinieron a Jesús y le rogaron con solicitud, diciéndole: Es digno de que le concedas esto;  (5)  porque ama a nuestra nación, y nos edificó una sinagoga.

 QUE ES DIGNIDAD

El diccionario lo define como la cualidad que vuelve a alguien merecedor de algo. De ahí que, con un concepto equivocado para determinar la dignidad de las personas, empezamos a juzgar entre unos y otros como merecedores de algo por lo que tienen o por lo que han hecho, y eso está mal.

 1.1) El Centurión

Dice la Biblia: Luc 7:1-5 PDT  Cuando Jesús terminó de hablar a la gente, se fue al pueblo de Capernaúm.  (2)  Allí había un capitán romano que tenía un siervo que estaba enfermo, a punto de morir. El capitán estimaba mucho al siervo.  (3)  Cuando el capitán oyó hablar de Jesús, envió a unos líderes judíos a pedirle que fuera y salvara la vida del siervo.  (4)  Cuando encontraron a Jesús, le rogaron mucho: -Este capitán merece que lo ayudes  (5)  porque ama a nuestra nación y hasta nos construyó la sinagoga.

 Observe como el mérito de aquél sufriente radicaba en lo que había hecho a favor de ellos. No alcanzaba el hecho de estar al borde de la muerte, ni siquiera se menciona la siervo quien era el que corría el peligro, sino que aquél era digno de ser ayudado "... porque... nos construyó la sinagoga.".

 Nunca Jesús interpuso la condición de haber hecho algo para sanar a alguien. Reconoció siempre la dignidad del ser humano y dice la Biblia que: Mat 8:16 NVI  Al atardecer, le llevaron muchos endemoniados, y con una sola palabra expulsó a los espíritus, y sanó a todos los enfermos.

 1.2) El Joven Rico

En otra parte dice: Luc 18:18-27 RV1960 (T)  (18)  Un hombre principal le preguntó, diciendo: Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna? ... (20)  Los mandamientos sabes: No adulterarás; no matarás; no hurtarás; no dirás falso testimonio; honra a tu padre y a tu madre.  (21)  El dijo: Todo esto lo he guardado desde mi juventud.  (22)  Jesús, oyendo esto, le dijo: Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme.  (23)  Entonces él, oyendo esto, se puso muy triste, porque era muy rico.  (24)  Al ver Jesús que se había entristecido mucho, dijo: ¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!  (25)  Porque es más fácil pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios.  (26)  Y los que oyeron esto dijeron: ¿Quién, pues, podrá ser salvo?  (27)  El les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios.

 Esta expresión de sorpresa de los que estaban con Él tenía una explicación, y es que para los judíos el concepto de ser rico o próspero estaba íntimamente ligado con el de alguien que contaba con el favor de Dios. De ahí la sorpresa ya que consideraban a aquél, por todo lo que tenía, como alguien digno de entrar en el reino de los cielos.

 Una vez más estaban considerando a alguien como merecedora de algo por las cosas que tenía. Cuidado, no nos dejemos deslumbrar por el brillo de los bienes materiales y consideremos a alguien equivocadamente digna por encima de otros que tal vez no tengan tanto. Stg 2:2-9 TLA  Imagínense que un rico, vestido con ropa muy fina y con un anillo de oro, entra en donde ustedes se reúnen, y que al mismo tiempo entra un pobre, vestido con ropa muy gastada.  (3)  Si ustedes atienden mejor al rico y le dicen: «Ven, siéntate en el mejor lugar», pero al pobre le dicen: «Quédate allí de pie», o «Siéntate en el suelo»,  (4)  serán como los malos jueces, que favorecen a unos más que a otros.  (5)  Escúchenme bien, hermanos queridos: Dios eligió a la gente pobre de este mundo para que la confianza en Dios sea su verdadera riqueza, y para que reciban el reino que él ha prometido a los que lo aman.  (6)  ¿Cómo se atreven ustedes a maltratar y despreciar a los pobres?...(8)  Si ustedes obedecen el mandamiento más importante que Dios nos ha dado, harán muy bien. Ese mandamiento dice: «Recuerden que cada uno debe amar a su prójimo como se ama a sí mismo.»  (9)  Pero si ustedes les dan más importancia a unas personas, y las tratan mejor que a otras, están pecando y desobedeciendo la ley de Dios.

La dignidad del ser humano no puede fundamentarse por lo que tiene o hace sino por lo que es.

 CONCLUSIÓN

No es este un tratado de filosofía sino simplemente un argumento para advertir sobre la forma que medimos la dignidad del otro. Estos días he hablado con gente que continuamente está haciendo referencia a los títulos o cargos de terceros, así como también a los bienes que aquellos poseen. Esto puede llegar a ser perjudicial si permitimos que inclinen la balanza a favor de algunos que no llenan la medida pero que igual consideramos como dignos por causa de lo que tienen o hacen.

 Considerar que alguien, con un corazón malo, es digno de formar parte de una junta por el dinero que aporta o por las cosas que hace a favor de la misma, no es una sabia decisión.

Considerar a alguien como merecedor de compartir el ministerio de la Iglesia, aunque sea una persona con muy dudoso testimonio, por causa de lo que hace a favor de la misma o de los recursos que le brinda, es afrentar a la persona del Espíritu Santo que mora en ella.

 Ejemplos hay miles pero el punto es uno, a la hora de juzgar a alguien como merecedora de algo, no nos guiemos por lo que tiene o por lo que hace, sino más bien por lo que es.

{
}
{
}

Comentarios Dignidad

muy bueno

valeria valeria 19/02/2011 a las 23:14

gracias, dicha informacion me ha sido de bendicion.Dios bendiga ese ministerio.

claudia claudia 13/08/2011 a las 19:05

Gracias por tus palabras de bendición  Claudia, que también lo seas tu. Walter

muchas bendiciones gracias excelente la ayuda que me han proporsionado DLB.

Josue Josue 31/07/2012 a las 20:33

Deja tu comentario Dignidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.