Avisar de contenido inadecuado

la desobediencia de Jonás

¿Se imagina usted ser tragado por un gran pez? Eso fue lo que le ocurrió a un hombre llamado Jonás. Este fue llamado por Dios para llevar un mensaje a una ciudad que quedaba 800 km. al este de donde él estaba, pero no dudó un instante....en hacer todo lo contrario!!En lugar de viajar a su destino, emprendió la huída al punto mas distante en dirección contraria. Mientras navegaba en su huída una fuerte tormenta y la desesperación por su vida de los marinos llevaron a este desobediente a terminar en el vientre de un gran pez que Dios tenía preparado esperándole en alta mar. Estando en esta situación tan poco común y desesperada, sin esperanza de poder librarse de tal castigo, envuelto con algas y rodeado de absoluta oscuridad, hizo lo único que le podía dar solución: orar. El resultado: el pez le vomitó con vida en tierra firme. 

¿Cómo es que llegó este hombre a vivir tal situación? La respuesta es fácil: por desobediente.

 Dice la Biblia que: Jer 29:11 BAD  Porque yo sé muy bien los planes que tengo para vosotros —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de daros un futuro y una esperanza. 

Esa es su voluntad, llevarnos por el mejor de los caminos.

Psa 25:12 NVI   ¿Quién es el hombre que teme al Señor?   Será instruido en el mejor de los caminos.   Pero, lejos de querer aceptar esta verdad...Isa 53:6 DHH  Todos nosotros nos perdimos  como ovejas,  siguiendo cada uno su propio camino,  Y cuando, por nuestra desobediencia, las cosas nos salen mal...¡contra Dios nos enojamos!Pro 19:3 PDT  Hay gente insensata que arruina su vida ella misma, pero luego le echa la culpa a Dios. Estando en el vientre del pez, por culpa de su propia estupidez, Jonás clamo por ayuda a Dios.Jon 2:7-9 RV60  Cuando mi alma desfallecía en mí,  me acordé de Jehová,   En lugar de endurecer tu corazón contra Dios, búscale, acuérdate de Él, ponte a cuentas con Él.Isa 1:18-20 DHH  El Señor dice: Vengan, vamos a discutir este asunto.  Aunque sus pecados sean  como el rojo más vivo,  yo los dejaré blancos como la nieve;  aunque sean como tela teñida  de púrpura,  yo los dejaré blancos como la lana.  (19)  Si aceptan ser obedientes,  comerán de lo mejor que produce  la tierra;  (20)  pero si insisten en ser rebeldes,  morirán sin remedio en la guerra. El Señor mismo lo ha dicho.           

Deja tu comentario la desobediencia de Jonás

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre