Avisar de contenido inadecuado

Derechos adquiridos

{
}

En Cristo usted tiene derecho de ver a Dios cara a cara, si ese derecho usted no desprecia.

 Dice la Biblia: Heb 12:16-17 TLA  Ninguno debe tener relaciones sexuales prohibidas ni despreciar a Dios. Eso fue lo que hizo Esaú, pues cambió sus derechos de hijo mayor por un plato de comida,  (17)  y cuando quiso que su padre le reconociera esos derechos, él no se los reconoció. Esaú lloró mucho, pero ya no había nada que hacer.

 En Cristo hemos adquirido derechos como hijos de Dios, preocúpese por no perderlos.

 1) LA HISTORIA

Todo comenzó así:

 Gén 25:29-34 PDT  Una vez, Jacob estaba cocinando cuando Esaú llegó exhausto del campo  (30)  y le dijo a Jacob: —Estoy exhausto, déjame comer un poco de esa sopa roja que tienes ahí. Por esta razón, a él también lo llaman Edom.  (31)  Pero Jacob dijo: —Véndeme los derechos que tú tienes por ser el hijo mayor de nuestro papá.  (32)  Esaú dijo: —Estoy que me muero de hambre, y muerto no me serviría de nada toda la riqueza de mi papá.  (33)  Jacob dijo: —Antes, prométeme que me darás tus derechos de hijo mayor. Entonces Esaú se lo prometió y así le vendió a Jacob los derechos que él tenía por ser hijo mayor.  (34)  Entonces Jacob le dio pan y sopa de lentejas a Esaú, quien comió y bebió, y luego se levantó y se fue. De esta manera demostró lo poco que le importaban sus derechos de ser el hijo mayor.

 Y este desprecio por los derechos de ser el hijo mayor, es lo que el autor de la carta a los Hebreos toma para exhortarnos en nuestra conducta como hijos de Dios.

 2) LA ENSEÑANZA

Heb 12:16-17 PDT  No cometan inmoralidades sexuales ni le falten al respeto a Dios. Eso fue lo que hizo Esaú cuando vendió los derechos que tenía como hijo mayor a cambio de una sola comida.  (17)  Ustedes ya saben que después trató de conseguir la bendición de su papá y, aunque la suplicó con lágrimas, él no se la dio, pues ya no podía cambiar lo que había hecho.

 En primer lugar debemos entender que esta advertencia es para los creyentes, ¿por qué? Porque nadie puede perder lo que no tiene, y si existe la posibilidad de perder los derechos es únicamente en aquellos que los poseen.

 En segundo lugar observe como hubo un tiempo en que ya no se pudo cambiar lo que se había hecho.

 Esto nos lleva al punto principal de estas palabras: si poseo algo que puedo llegar a perder, ¿cómo esto puede llegar a ocurrir?

 La respuesta es: por medio del menosprecio a Dios.

 Heb 12:16-17 NT BAD  Que nadie ande en pecados sexuales. Que nadie descuide sus relaciones con Dios, como Esaú, que vendió sus derechos de hijo mayor por un plato de comida;  (17)  luego quiso rectificar, pero ya era demasiado tarde y, aunque derramó lágrimas de arrepentimiento, no pudo volver a obtener los derechos que había despreciado.

 3) MENOSPRECIO A DIOS

¿De qué hablamos cuando decimos esto?

 En primer lugar hablamos de tener en poco Su Palabra.(Obediencia)

 Jer 18:11-12 DHHe (D)  “Proclama, pues, a la gente de Judá y a los habitantes de Jerusalén que yo, el Señor, les digo: ‘Estoy haciendo planes contra vosotros; estoy pensando en castigaros. Dejad ya el mal camino; mejorad vuestra conducta y vuestras obras.’  (12)  Pero ellos te van a decir: ‘¡No pierdas tu tiempo! Preferimos vivir como a nosotros nos gusta y seguir tercamente las malas inclinaciones de nuestro corazón.’ ”

 En segundo lugar hablamos de tener en poco Su bondad.(Servicio)

 1Co 15:9-10 DHHe (D)  Pues yo soy el menos importante de los apóstoles, y ni siquiera merezco llamarme apóstol porque perseguí a la iglesia de Dios. (10)  Pero soy lo que soy porque Dios fue bueno conmigo y su bondad no ha resultado en vano. Al contrario, he trabajado más que todos ellos; aunque no he sido yo, sino Dios, que en su bondad me ha ayudado.

 En tercer lugar hablamos de tener en poco Su paciencia.(Arrepentimiento)

 Rom 2:4-6 TLA  Dios es muy bueno, y tiene mucha paciencia, y soporta todo lo malo que ustedes hacen. Pero no vayan a pensar que lo que hacen no tiene importancia. Dios los trata con bondad, para que se arrepientan de su maldad.  (5)  Pero si insisten en desobedecerlo, y no se arrepienten, harán que Dios les aumente el castigo. Llegará el día del juicio final, cuando Dios juzgará a todos, y muy enojado, los castigará a ustedes.  (6)  Porque Dios le dará a cada uno lo que se merece:

  CONCLUSIÓN

En Cristo usted ha adquirido derechos. Jua 1:12 NT Pesh (Esp)  pero a los que lo recibieron, a los que creen en su Nombre, les dio el derecho de llegar a ser hijos de Dios,

 Y tal derecho se traduce en un sin fin de bendiciones propias, únicamente, para el cristiano. Pero, y es el punto de este artículo, estos derechos deben ser cuidados.

 El autor a los hebreos advierte: Heb 12:14 TLA Traten de vivir en paz con todos, y de obedecer a Dios; porque si no lo hacen, jamás lo verán cara a cara.

 Usted tiene derecho, en Cristo, a una relación eterna con Dios, a menos que un día la empiece a menospreciar.

{
}
{
}

Deja tu comentario Derechos adquiridos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre