Avisar de contenido inadecuado

Cuando rechazamos algunos que por Dios son aceptados

{
}

No somos más "justos" que Dios, así que tengamos cuidado con nuestras decisiones.

Dice la Biblia: Gál 2:11-13 RV1960 (T) Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. (12) Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. (13) Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos.

Aún hay diferencias en cuanto a fechas con respecto a esta carta de Pablo, pero no en que, al momento de la visita a Antioquía, Pedro ya había pasado por el encuentro con Cornelio.

Hch 11:2-17 RV1960 (T) Y cuando Pedro subió a Jerusalén, disputaban con él los que eran de la circuncisión, (3) diciendo: ¿Por qué has entrado en casa de hombres incircuncisos, y has comido con ellos? (...) (12) Y el Espíritu me dijo que fuese con ellos sin dudar. Fueron también conmigo estos seis hermanos, y entramos en casa de un varón, (13) quien nos contó cómo había visto en su casa un ángel, que se puso en pie y le dijo: Envía hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro; (14) él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa. (15) Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio. (16) Entonces me acordé de lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente bautizó en agua, mas vosotros seréis bautizados con el Espíritu Santo. (17) Si Dios, pues, les concedió también el mismo don que a nosotros que hemos creído en el Señor Jesucristo, ¿quién era yo que pudiese estorbar a Dios?

La conversión y bautismo del gentil Cornelio fue el inicio de la evangelización a los no judíos; y Pedro no fue "estorbo" para ello a pesar de sus tradiciones. Pero pasado un tiempo, en Antioquía y sin la misma convicción que antes, cede a la presión y entorpece la consolidación del evangelio entre los gentiles.

Nosotros no hacemos distinción entre circuncidado o no, pero sí según otras reglas de la sociedad contemporánea, y aún dentro de la iglesia. No estoy diciendo que debemos aceptar a todos sin filtro, pero sí a todos los que Dios ha aceptado. No estorbemos Su obra, y si nos sentimos incómodos por aquellos que Dios está salvando, es una clara señal de que algo tiene que cambiar pero en nosotros.

{
}
{
}

Deja tu comentario Cuando rechazamos algunos que por Dios son aceptados

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre