Avisar de contenido inadecuado

Cuando Dios no opina igual que nosotros

{
}
Tema: Cuando Dios no opina igual que nosotros Muchos en algunos momentos difíciles de sus vidas se vuelven a Dios para buscar ayuda y dirección. Pero cuando Él les revela su opinión y no es la misma que la nuestra entonces las cosas cambian. El ejército enemigo había arrasado a Jerusalén, se habían llevado al pueblo como esclavo a otra región y sobre los escombros de la ciudad habían puesto a un hombre para que gobernara sobre los pocos que habían quedado.Algunos miraban con odio a la nueva autoridad considerándole un compatriota vendido a los enemigos. Entonces se levanta otro e impulsado por su odio da muerte al nuevo gobernador.El pueblo que aún tenía las imágenes de destrucción en su mente ahora volvía a llenarse de miedo por las represalias que podría tomar el imperio conquistador ante tal acto de rebeldía.En esa desesperación se acercan a Jeremías con el siguiente pedido: Jer 42:1-3  Los oficiales del ejército, Johanán hijo de Carea y Azarías hijo de Osaías, se acercaron junto con todo el pueblo, grandes y chicos, al profeta Jeremías y le dijeron: —Escucha nuestra petición  (2)  y ruega al Señor tu Dios por los que quedamos. Como puedes ver, sólo quedamos unos cuantos en comparación de los muchos que éramos antes.  (3)  Ruega al Señor tu Dios que nos diga qué camino debemos seguir y lo que debemos hacer. Y antes de recibir respuesta, me imagino que para “ganarse” algo de confianza, hicieron la siguiente promesa: Jer 42:5-6  Ellos le dijeron a Jeremías: —Que el Señor tu Dios sea un testigo fiel y verdadero contra nosotros si no hacemos todo lo que nos diga por medio de ti.  (6)  Gústenos o no, nosotros obedeceremos al Señor, a quien ahora te enviamos a consultar. Así lo haremos para que nos vaya bien al obedecer al Señor nuestro Dios. Observe sus palabras: “Gústenos o no, nosotros obedeceremos al Señor,”. Diez días después la respuesta vino (jer.42:9-17) y podemos resumirla así: no huyan a Egipto a esconderse, Yo (Dios) los voy a defender, quédense acá y nada les va a pasar.Bueno, no era lo que querían escuchar, indudablemente, ya que le acusaron al profeta de mentiroso: Jer 43:2-4  Azarías hijo de Osaías, Johanán hijo de Carea, y otros individuos arrogantes le dijeron a Jeremías: «¡Mientes! El Señor nuestro Dios no te envió a decirnos: “No se vayan a vivir a Egipto”.    (4)  Entonces ni Johanán hijo de Carea, ni los oficiales del ejército, ni la gente del pueblo obedecieron al Señor, que les dijo que permanecieran en la tierra de Judá. ¿Se acuerda de lo que ellos habían dicho? Gústenos o no, obedeceremos. Mentira!! Esta gente solo fingía porque esperaban que Dios les ayudara en sus caprichos. No se daban cuenta que Dios no era el sirviente de ellos. Hoy sucede lo mismo, cuando Dios nos quiere llevar por un camino diferente al cual nosotros queremos caminar se termina nuestra devoción por El. Por ejemplo cuando alguien se acerca a Dios para ser libre de la angustia que le ocasiona la falta que otro le infringió y Dios le revela que el camino para ser libre es a través del perdonar, muchos se alejan porque esto no satisface su deseo de venganza. Es nuestra forma de vida que debe cambiar a la de Él y no a viceversa. Al fin y al cabo sus caminos solo buscan lo mejor para nosotros.Psa 25:12 NVI   ¿Quién es el hombre que teme al Señor?  Será instruido en el mejor de los caminos.   Para encaminarnos en los consejos divinos, aún cuando contradicen nuestra sabiduría humana, es necesario tener una actitud humilde ante Él. Esto es lo que aquellos hombres no tenían: Jer 43:2, y otros individuos arrogantes le dijeron a Jeremías: «¡Mientes! La arrogancia, el orgullo, la indiferencia, no son buenos consejeros. Jer 44:16-17  —No vamos a hacerle caso al mensaje que nos has dado de parte del Señor.  (17)  Por el contrario, seguiremos haciendo todo lo que dijimos que haríamos. A lo último no dudemos de que la palabra que se mantendrá firme en realidad no será la nuestra. Jer 44:28  …; sabrá, pues, todo el resto de Judá que ha entrado en Egipto a morar allí, la palabra de quién ha de permanecer: si la mía, o la suya. ¿Quiere que le diga la palabra de quién se cumplió? Los hombres decían que en Egipto estarían bien, Dios decía que no. Y lo que sucedió fue que el pueblo que huyo a Egipto cayó a espada como Dios lo había advertido. Hubo un hombre que fue enfrentado por Dios para ver si sus palabras eran más inteligentes que las suyas.Job 38:3-4  Prepárate a hacerme frente; yo te cuestionaré,  y tú me responderás.  (4)  "¿Dónde estabas cuando puse las bases de la tierra?  ¡Dímelo,  si de veras sabes tanto! Por medio de estas y otras preguntas Job fue enfrentado a la realidad de que Dios es más sabio que nosotros por lo cual terminó diciendo: Job 42:3  Tú preguntaste: “¿Quién es el que con su falta de conocimiento oscurece mi consejo? Yo fui quien hablaba sin saber lo que decía.  Estimado amigo, cuando busques ayuda en Dios y Él te revele sus caminos no te llenes de orgullo y deseches su consejo. El es más inteligente que nosotros y solo busca lo mejor para ti y para mi. 
{
}
{
}

Deja tu comentario Cuando Dios no opina igual que nosotros

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre