Avisar de contenido inadecuado

Creyentes poderosos

{
}

Las personas fuertes en su fe no son las que más se imponen, sino las que más edifican.

 Pablo revela un concepto que aún creo sigue velado para algunos: Rom 15:1-3 NVI  Los fuertes en la fe debemos apoyar a los débiles, en vez de hacer lo que nos agrada.  (2)  Cada uno debe agradar al prójimo para su bien, con el fin de edificarlo.  (3)  Porque ni siquiera Cristo se agradó a sí mismo sino que, como está escrito: «Sobre mí han recaído los insultos de tus detractores.» 

No se trata de imposición sino de edificación. ¿Edificar qué? No mi propio "reino" sino al otro en el camino de la fe.

 1) CONCEPTO EQUIVOCADO

La idea de ser alguien "fuerte" dentro del ámbito cristiano no es mala, es más, necesitamos de muchos hombres y mujeres fuertes en su fe. El problema está en como se entiende esta idea de ser alguien "fuerte", y ahí es donde viene el desajuste.

 En rasgos generales podemos decir que hay quienes entienden esta virtud como la de quien siempre tiene la última palabra, como la de quien hace prevalecer su voluntad sobre la de los demás, como la de quien no tiene miramientos por los demás. Y es esto lo que justamente está mal.

 Jesús enseño: Mat 20:25-28 RV1960 (T)  (25)... Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.  (26)  Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,  (27)  y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;  (28)  como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

 He allí el concepto correcto y su ejemplo.

 2) EL CONCEPTO CORRECTO

El más fuerte no es quien prevalece para si mismo sobre los demás, sino que es quien soporta las flaquezas de los otros y los ayuda a superarse, en amor y paciencia, en el camino de la fe.

 Rom 15:1-2 PDT  Nosotros que no tenemos esas dudas, debemos soportar pacientemente las deficiencias de los que tienen dudas, y no buscar agradarnos a nosotros mismos.  (2)  En lugar de eso, debemos pensar en lo que es bueno para ellos y tratar de agradarlos. Así los ayudaremos a fortalecer su fe.

 Y el ejemplo que lo ilustra es Cristo mismo: Mt.20:27-28  y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;  (28)  como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

 CONCLUSIÓN

 Dice un comentario: "Cristo es el modelo de conducta a seguir entre los cristianos débiles y fuertes. Su ejemplo demanda tolerancia mutua y amor, que si se observan conducirán a una unidad de armoniosa alabanza a Dios (v. 6)" Comentarios de la Biblia Plenitud, Rom.15:1-6

 No hay otro más fuerte que Cristo y si nosotros entendemos el ser "fuerte" de una manera diferente, de seguro nos estaremos equivocando bastante.

 No mida su "fortaleza" como persona de fe en lo que logre para usted, sino más bien en lo que logre para bien de los demás.

{
}
{
}

Deja tu comentario Creyentes poderosos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre