Avisar de contenido inadecuado

construyendo una sociedad mejor - regla 3

{
}

Construyendo una sociedad mejor  

 Regla n° 3

¿Porqué en las enseñanzas de Jesús,  considerado como Mesías por muchos, un buen maestro y revolucionario  por otros, hay casi nulas referencias a una transformación de las instituciones sociales, políticas y económicas? ¿porqué en un tiempo donde la esclavitud era moneda corriente no encontramos una denuncia encendida contra tal flagelo?En lugar de ello encontramos un denodado esfuerzo por llevar a una reforma superior las estructuras del relacionamiento interpersonal.Esto se debe a que la raíz del mal está en las personas. Es cierto que las estructuras nos deforman y a veces no nos dejan vivir; pero también es cierto que ninguna revolución, por muy beneficiosa que sea, puede establecer una sociedad menos opresora, mientras las personas no se reformen según el Evangelio 

Teniendo como base el pensamiento de que la sociedad tiene como elemento inicial al ser humano y no a las instituciones, pienso exponer en tres capítulos las claves para construir una sociedad mejor a la luz de lo que expresa el capitulo seis del evangelio de Lucas.

Estás claves hacen a la transformación que debe suceder no en las instituciones (de esto se viene hablando por siglos y tanto una forma como otra han mostrado sus debilidades) sino en la base de cualquier estructura social para que esta tenga éxito: en la persona misma.

 

Esta es la tercera y última presentación y se resume de la siguiente manera:

Ser tan intolerante con mis errores como con los errores de los demás. Luk 6:41 BLS  ¿Por qué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te das cuenta de las muchas cosas malas que haces tú? Es como si te fijaras que en el ojo de alguien hay una basurita, y no te dieras cuenta de que en el tuyo hay una rama. 

En las relaciones entre personas algunas se consideran adecuadas para ser el ejemplo, la guía por la cual otros deben de encausar sus caminos.

 En más de los casos sucede lo que dice aquella parábola: Luk 6:39 RV60  Y les decía una parábola:  ¿Acaso puede un ciego guiar a otro ciego?  ¿No caerán ambos en el hoyo? 

Algunos quieren enseñar moral y virtud a aquellos que lo necesitan pero no están dispuestos a aprender ellos mismos primero.

 

Es necesario que quien este en su ánimo dispuesto a señalar los errores de los demás tenga los mismos asuntos resueltos en su propia vida ya que mientras con un dedo señala a otros, por otros tres dedos de su propia mano es acusado.

 Luk 6:42 RV60  ¿O cómo puedes decir a tu hermano:  Hermano,  déjame sacar la paja que está en tu ojo,  no mirando tú la viga que está en el ojo tuyo?  Hipócrita,  saca primero la viga de tu propio ojo,  y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano. 

Una actitud que lleva a construir una mejor sociedad es la superación constante en las debilidades de sus individuos por sus propios individuos.

No toleramos la hipocresía, ni el doble discurso, tampoco la falta de transparencia pero empecemos por no tolerarla en nosotros mismos, en nuestros pequeños hechos cotidianos, y así cada uno aportará su granito de arena al fortalecimiento de la familia, matrimonio, grupo de amigos, etc.

 

Hubo un hombre que quería enseñar a otros pero antes de hacerlo comenzó por lo fundamental, enseñarse a si mismo.

Ezr 7:10 BAD  Esdras se había dedicado por completo a estudiar la ley del Señor, a ponerla en práctica y a enseñar sus preceptos y normas a los israelitas. 

Construyamos una sociedad mejor, para ello comencemos por cambiar en nosotros para así, luego, ayudar a otros.

 

Aquí terminamos las tres presentaciones. No pretendo decir que son las únicas, ni que están desarrolladas exhaustivamente. Tan solo quería hacer referencia a tres pensamientos que podrían ayudar al padre, al esposo, al vecino, al amigo, a los novios, al obrero, a quien sea, a mejorar sus relaciones con los demás y así ir construyendo una sociedad mejor.

No solamente por tener buenas instituciones, sino también porque sus miembros mantienen relaciones interpersonales de calidad.

 

Tratar a los demás como nos gustaría que lo hicieran con nosotros, sembrar buenos frutos hoy para recogerlos mañana y ser intolerante con mis errores tanto como lo soy con los de los demás, son las ideas que se han expuesto en estos tres artículos.

{
}
{
}

Deja tu comentario construyendo una sociedad mejor - regla 3

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre