Avisar de contenido inadecuado

construyendo una sociedad mejor - regla 2

{
}

Construyendo una sociedad mejor  

Regla n° 2

¿Porqué en las enseñanzas de Jesús,  considerado como Mesías por muchos, un buen maestro y revolucionario  por otros, hay casi nulas referencias a una transformación de las instituciones sociales, políticas y económicas? ¿porqué en un tiempo donde la esclavitud era moneda corriente no encontramos una denuncia encendida contra tal flagelo?En lugar de ello encontramos un denodado esfuerzo por llevar a una reforma superior las estructuras del relacionamiento interpersonal.Esto se debe a que la raíz del mal está en las personas. Es cierto que las estructuras nos deforman y a veces no nos dejan vivir; pero también es cierto que ninguna revolución, por muy beneficiosa que sea, puede establecer una sociedad menos opresora, mientras las personas no se reformen según el Evangelio 

Teniendo como base el pensamiento de que la sociedad tiene como elemento inicial al ser humano y no a las instituciones, pienso exponer en tres capítulos las claves para construir una sociedad mejor a la luz de lo que expresa el capitulo seis del evangelio de Lucas.

Estás claves hacen a la transformación que debe suceder no en las instituciones (de esto se viene hablando por siglos y tanto una forma como otra han mostrado sus debilidades) sino en la base de cualquier estructura social para que esta tenga éxito: en la persona misma.

 

Esta es la segunda presentación y es tan sencilla como la primera:

Lo que sembramos en el trato a los demás es lo que cosecharemos sobre nosotros.Luk 6:38 BAD  ... Porque con la medida que midáis a otros, se os medirá a vosotros. 

Hay una relación directa entre la forma en que tratamos a los demás y como nos tratan.

Exigimos respeto? Demos respeto. ¿Exigimos comprensión? Demos comprensión. ¿Exigimos atención? Demos atención.

 

Muchos esperan recibir lo que ellos nunca han dado, y rechazan la cosecha de lo que han sembrado.

No han dado amor y no lo reciben, no han sido compasivos y reciben indiferencia. Jamás fueron generosos y en la hora de la necesidad están solos. No solamente las consecuencias son terrenales, también las hay divinas: Luk 6:37-38 BLS  Jesús también les dijo:"No se conviertan en jueces de los demás, y Dios no los juzgará a ustedes. No sean duros con los demás, y Dios no será duro con ustedes. Perdonen a los demás y Dios los perdonará a ustedes.  (38)  Denles a otros lo necesario, y Dios les dará a ustedes lo que necesiten. En verdad, Dios les dará la misma medida que den a los demás. Si dan trigo, recibirán una bolsa llena de trigo, bien apretada y repleta, sin que tengan que ir a buscarla".  

La ley de la siembra y la cosecha no hace solo a lo natural, se aplica en todas las áreas del ser humano.

La sociedad que hoy tenemos no es más que el fruto de lo que ha sido sembrado. ¿Es buena o mala?, no lo sé, pero cada uno puede comenzar a construir una nueva sociedad mejor,¿cómo?, comencemos a sembrar hoy lo que queremos cosechar mañana.

 

¿queremos una familia unida y comunicativa? Sembremos confianza y disposición a escuchar.

¿queremos vecinos amigables? Sembremos comprensión y amistad

¿queremos un jefe bien dispuesto y amable? Sembremos responsabilidad.

 Construyamos una sociedad mejor, empecemos por sembrar los buenos frutos que mañana queremos recoger 
{
}
{
}

Deja tu comentario construyendo una sociedad mejor - regla 2

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre