Avisar de contenido inadecuado

Confesión

{
}

Salmo 32, un llamado a la docilidad 
 
Dice la Biblia:Sal 32:1-5 DHHe (D) ...(3)  Mientras no confesé mi pecado, mi cuerpo iba decayendo por mi gemir de todo el día,  (4)  pues de día y de noche tu mano pesaba sobre mí. Como flor marchita por el calor del verano, así me sentía decaer.  (5)  Pero te confesé sin reservas mi pecado y mi maldad; decidí confesarte mis pecados, y tú, Señor, los perdonaste. 
 
Como con el hablar, callar más de la cuenta nos afectará para mal. De ahí que la oración de confesión y  arrepentimiento no es algo que deberíamos negar a nuestros labios ya que es la "puerta" que nos acerca a la bendición. Sal 32:6-7 RV1960 (T)  Por esto orará a ti todo santo en el tiempo en que puedas ser hallado; Ciertamente en la inundación de muchas aguas no llegarán éstas a él.  (7)  Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás.  
 
Hay un camino al que se nos ha llamado a transitar, el de la confesión y arrepentimiento, y lo mejor es hacerlo con docilidad.Sal 32:8-9 TLA  Tú me dijiste:«Yo te voy a instruir; te voy a enseñar cómo debes portarte. Voy a darte buenos consejos y a cuidar siempre de ti.  (9)  Los mulos y los caballos son tercos y no quieren aprender; para acercarse a ellos y poderlos controlar, hay que ponerles rienda y freno. ¡No seas tú como ellos!» 

{
}
{
}

Deja tu comentario Confesión

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre