Avisar de contenido inadecuado

conferencia 1 quebrando para sanar

{
}
Tema: quebrando para sanar Aparentar seguridad, confianza, éxito, felicidad, no necesariamente significa que lo tengamos.Por lo general marchamos por la vida acarreando un montón de heridas de nuestro pasado que no se han cerrado, y allí están, causándonos dolor y limitándonos en la experiencia de disfrutar la vida a pleno. Hoy quiero hablarte de alguien sobre quien se habían dicho cosas hermosas para su futuro pero que por causa de estas “cosas ocultas en el interior” no las había podido alcanzar. Quiero llevarte a través de su ejemplo de vida a la realidad de que para alcanzar la plenitud como seres humanos, debemos empezar por el duro camino del quebrantamiento. ¿De qué? De tú orgullo, de tu fachada exterior. El proceso de sanidad y de liberación comienza cuando sale a la luz lo que verdaderamente hay en nuestro interior. Gen 25:23  y le respondió Jehová:  Dos naciones hay en tu seno,  Y dos pueblos serán divididos desde tus entrañas;  El un pueblo será más fuerte que el otro pueblo,  Y el mayor servirá al menor.Estas palabras le fueron dichas a la mamá de Jacob cuando ella estaba por dar a luz. El mayor se llamó Esaú y el menor Jacob, y aunque al primero le correspondía la posición de jerarquía, Dios había estipulado que : “el mayor servirá al menor” .  Bajo esta promesa venía al mundo Jacob. Pero su error fue que esta promesa quiso conquistarla a su manera:se la quiso canjear a su hermano por un plato de comida, se hizo pasar por él cuando su papá estaba ya casi ciego. Y todo esto no hizo más que hacerle huir de al lado de su familia a tierras lejanas donde también él fue engañado. 

Un día decide regresar, y durante el camino, en una noche tiene un encuentro muy especial.

Gen 32:24-28  Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba.   (25)  Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba.   (26)  Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.   (27)  Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob.   (28)  Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob,(B) sino Israel;[b] porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido. La lucha duro toda la noche pero cuando estaba llegando a su fin:” el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob” . En ese instante toda la vida pasada de Jacob, todo lo que él realmente era, salió a la luz. Jacob significa suplantador, engañador, usurpador , y eso es lo que él había sido durante toda su vida. Ahora estaba siendo confrontado a lo que él realmente era en su interior y esto abrió el camino para el cambio, “No se dirá más tu nombre Jacob,(B) sino Israel”.  Dice la Biblia que luego de esto: Gen 32:31  Y cuando había pasado Peniel, le salió el sol; Peniel fue ese lugar donde Jacob fue confrontado con lo que verdaderamente había en su corazón, y al salir a luz estas cosas ocultas de su interior comenzó el proceso de sanidad y libertad que todos anhelamos. Termino con esto: Psa 51:17 …  Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.  Para que Dios pueda hacer algo nuevo en ti, para que en Cristo te de  la libertad, para que pueda cicatrizar las heridas que el tiempo no han hecho más que profundizar, es necesario tener nuestro Peniel, nuestro encuentro con Dios donde humillemos nuestro corazón, quitemos las apariencias y saquemos a la luz lo que verdaderamente hay en nuestro interior.
 
Esta es la primera conferencia de una serie que trata sobre el tema de la sanidad de nuestro interior.  
{
}
{
}

Deja tu comentario conferencia 1 quebrando para sanar

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre