Avisar de contenido inadecuado

Condición

{
}

Las promesas de Dios son si y amén,... para los que obedecen.

Dice la Biblia: Jos 7:13 DHHe (D) Levántate y convoca al pueblo. Diles que se preparen para presentarse mañana delante de mí, porque yo, el Señor y Dios de Israel, digo esto: ‘Tú, Israel, has tomado lo que debió ser destruido por completo, y mientras no lo destruyas y lo eches fuera de ti, no podrás hacer frente a tus enemigos.’

La promesa era de que ninguno de sus enemigos les podrían resistir, de que por un camino vendrían contra ellos y por siete huirían de ellos, pero no fue lo que ocurrió al tratar de conquistar aquella pequeña ciudad de Hai, ni ocurriría en momento alguno mientras no fueran obedientes a Dios.

Las promesas de Dios son si y amén para los que obedecen, y si usted no es de estos, tiene oportunidad a través del arrepentimiento de disfrutar cada promesa del Señor.

{
}
{
}

Deja tu comentario Condición

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre