Avisar de contenido inadecuado

Cerrar los ojos y despertar desnudo

{
}

 ¿Cuál es la apuesta segura?

No es la primera vez, ni será la última, que quien apueste confiado con el fin de enriquecerse, en lo que demore el caballo en llegar a la meta o la ruleta en detenerse se verá despojado de lo que tenía y de lo que deseaba tener.

En un abrir y cerrar de ojos nuestra suerte puede cambiar, y de seguro lo hará, lo cual vuelve una virtud el saber invertir en el lugar correcto.

Uno de los libros poéticos de la Biblia trata de dar respuesta a una de las preguntas que atormenta el corazón del hombre: ¿por qué sufre el cristiano?. Cada uno de sus capítulos están llenos de hermosas imágenes poéticas, hoy meditaremos en una de ellas.

Dice la Biblia: Job 27:19 SSE  El rico dormirá, mas no será recogido; abrirá sus ojos, y no verá a nadie.

" Según la Versión Inglesa el sentido es: aunque sea rico al morir, no será honrado con funerales primera cláusula, y en la segunda: cuando abre los ojos en el mundo invisible, será sólo para ver su destrucción."   Comentario Jamieson-Fausset-Brown sobre Job 27:19

Dormir y abrir los ojos, algunos entienden, es una referencia a la muerte, algo que nos sucederá a todos por igual. Pero observe la imagen: al "despertar" su condición ya no era la misma.

Ahora mismo muchos se consideran afortunados pero deberían saber que en un abrir y cerrar de ojos su suerte puede cambiar porque su fortuna no les acompañara al mundo invisible al que van.

Jesús dijo: Luk 12:15-21 TLA  ... «¡No vivan siempre con el deseo de tener más y más! No por ser dueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz.»  (16)  Y enseguida Jesús les puso este ejemplo: «Las tierras de un hombre muy rico habían dado una gran cosecha.  (17)  Era tanto lo que se había recogido, que el rico no sabía dónde guardar los granos.  (18)  Pero después de pensarlo dijo: "Ya sé lo que haré. Destruiré mis viejos graneros, y mandaré a construir unos mucho más grandes. Allí guardaré lo que he cosechado y todo lo que tengo.  (19)  Después me diré: ¡Ya tienes suficiente para vivir muchos años! ¡Come, bebe, diviértete y disfruta de la vida lo más que puedas!"  (20)  »Pero Dios le dijo: "¡Qué tonto eres! Esta misma noche vas a morir, y otros disfrutarán de todo esto que has guardado."  (21)  »Así les pasa a todos los que amontonan riquezas para sí mismos. Se creen muy ricos pero, en realidad, ante Dios son pobres.»

Necio mientras vive y miserable cuando muere, es la síntesis de aquel rico. Cerró sus ojos en abundancia, poder, prestigio, y los abrió en pobreza, miseria y condenación.

Santiago va un poco más allá y los denuncia con mucha energía. sant. 5:1-5 TLA  Ahora escúchenme ustedes, los ricos: lloren y griten de dolor por todo lo que muy pronto van a sufrir.  (2)  Sus riquezas se pudrirán, y la polilla les comerá la ropa.  (3)  El dinero que han estado juntando en estos últimos tiempos se oxidará, y ese óxido será el testigo que los acusará en el juicio final, y que los destruirá como un fuego.  (4)  Ustedes no les han pagado el sueldo a sus trabajadores, y el Señor todopoderoso ha oído las protestas de ellos. Ese dinero que no han pagado también los acusará delante de Dios.  (5)  Ustedes los ricos han vivido con mucho lujo, y se han dado la gran vida en esta tierra. Han engordado tanto que parecen ganado listo para el matadero.

"Santiago declara la falta de valor de las riquezas, no la falta de valor del rico. El dinero de hoy no tendrá valor cuando Cristo vuelva; por lo tanto, es bueno emplear nuestro tiempo en acumular tesoros que serán valiosos en el reino eterno de Dios." Comentario Biblia del Diario Vivir sobre Sant.5:1-5

Quien está acostumbrado a prever su futuro sabe que es necedad el no estar preparado. Estas palabras no buscan el que dejes de tener dinero, sino el comiences a hacer tesoros donde debes de hacerlo para que al "cerrar y abrir" los ojos no te encuentres desnudo sino preparado para la eternidad.

Mat 6:19-21 TLA  »No traten de amontonar riquezas aquí en la tierra. Esas cosas se echan a perder o son destruidas por la polilla. Además, los ladrones pueden entrar y robarlas.  (20)  Es mejor que amontonen riquezas en el cielo. Allí nada se echa a perder ni la polilla lo destruye. Tampoco los ladrones pueden entrar y robar.  (21)  Recuerden que la verdadera riqueza consiste en obedecerme de todo corazón.

{
}
{
}

Deja tu comentario Cerrar los ojos y despertar desnudo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre