Avisar de contenido inadecuado

Cerrando la puerta a los problemas futuros

{
}

Si vas a enviar a discipular, mejor es que tengas los ojos abiertos.

 El hacer discípulos de Él es un mandato, pero sin duda que todo tiene su forma. Luc 6:40 RV1960 (T)  El discípulo no es superior a su maestro; mas todo el que fuere perfeccionado, será como su maestro.

 No cualquiera puede ser guía de aquellos que están ciegos espiritualmente, a lo menos es necesario que ellos mismos no lo sean también.

 1) CIEGOS GUIAS DE CIEGOS

¿Cuál era el problema que Jesús quería denunciar? El problema era este: Luc 6:39 DHH  Jesús les puso esta comparación: "¿Acaso puede un ciego servir de guía a otro ciego? ¿No caerán los dos en algún hoyo?

 Hacer discípulos de Jesús es un mandato a obedecer, pero no podemos hacerlo de cualquier forma. Es necesario que quien sea un guía para los "ciegos", no lo sea él mismo sino de seguro terminarán mal, "...¿no caerán los dos en algún hoyo?"

 Esto último es un gran problema en nuestras iglesias hoy que debe preocupar a quienes envían a los creyentes a discipular, ya que dice: "el discípulo no es superior a su maestro? Entonces, si el que guía es alguien "ciego", ¿que podemos esperar de quien por él es discipulado?

 Muchos de nuestros problemas futuros los estamos engendrando hoy, permitiendo que los nuevos miembros de nuestras congregaciones se formen, o mejor dicho "deformen", con aquellos que aún son creyentes "ciegos", que lo único que harán es hacerles caer en el mismo hoyo donde ellos ya están.

 ¿Donde está la solución? Jesús dijo: Luc 6:40 PDT  Ningún estudiante es mejor que su maestro. Sin embargo, cuando termine sus estudios, será como su maestro.

 Un consejo nada más: invierta tiempo en la formación del carácter de sus "estudiantes". No deje las cosas en el aire nada más, involúcrese en lo formación del carácter del individuo, ayúdelos a "terminar sus estudios", y entienda que esto es más que solo predicar desde el púlpito cada domingo.

 CONCLUSIÓN

 Hacer discípulos de Jesús es el mandato y esto lleva a que los creyentes inviertan de su vida en guiar a otros en el camino de la fe. Pero debemos cuidar de que estos hayan alcanzado cierto grado de crecimiento, no tanto en conocimiento, sino de carácter cristiano.

 Poner a un creyente cuyos "ojos" aún están afectados como para no ver bien a discipular, es abrir la puerta a los problemas, y de eso hoy te queremos evitar.

{
}
{
}

Deja tu comentario Cerrando la puerta a los problemas futuros

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre