Avisar de contenido inadecuado

Cansarse con los de a pie

{
}

"¿Qué harás cuando las cosas se pongan más difíciles?", preguntó el Señor, y no creo que todos estemos listos para dar una buena respuesta a ello.

 ¿Que tipo de líderes estamos formando para las generaciones futuras? Sin duda, líderes altamente motivados  pero,... ¿están preparados para mantener su motivación cuando las cosas se van poniendo difíciles?

El ministerio cristiano es confrontación, y en ella no siempre las cosas salen como queremos y es allí donde la motivación tambalea.

Jeremías sufrió esto en cierto momento y la respuesta de Dios fue algo que tal vez no esperaba oír: Jer 12:1-4 RV1960 Justo eres tú, oh Jehová, para que yo dispute contigo; sin embargo, alegaré mi causa ante ti. ¿Por qué es prosperado el camino de los impíos, y tienen bien todos los que se portan deslealmente?  ...(4)  ¿Hasta cuándo estará desierta la tierra, y marchita la hierba de todo el campo? Por la maldad de los que en ella moran, faltaron los ganados y las aves; porque dijeron: No verá Dios nuestro fin.

 He allí la queja y he aquí la respuesta: Jer 12:5 RV1960 (T)  Si corriste con los de a pie, y te cansaron, ¿cómo contenderás con los caballos? Y si en la tierra de paz no estabas seguro, ¿cómo harás en la espesura del Jordán?

 "... la respuesta divina es una invitación a superar el desaliento y el temor: Si Jeremías no es capaz de soportar una prueba ligera, mucho menos estará en condiciones de afrontar los peligros que se avecinan y que serán mucho más graves." Reina Valera 1995 notas, Jer 12:5

 Rendirte ante las primeras batallas no te permitirán ganar la guerra. Si quieres llegar a las "grandes ligas" deberás tener que aprender a mantener el ánimo en los primeros desafíos de tu carrera.

 Desde antes de nacer, Jeremías, ya había sido escogido para una misión pero había un proceso que cumplir. Proceso en el cual sería formado y capacitado para aquellas "grandes cosas" de las que Dios le había hablado. Y si ante desafíos mucho menores que aquellos a los que se dirigía ya se rendía, entonces era señal de que nunca alcanzaría el propósito para el que fue llamado.

 Muchos líderes hoy, altamente motivados, sueñan con grandes cosas, pero...¿están preparados para soportar el proceso de madurez?¿están preparados para soportar el silencio de Dios o la indiferencia de la gente?¿están preparados para levantarse después de un fracaso?¿están preparados para soportar la tentación?

 Hay un gran mal en nuestros días y es el de que los ministros con éxito hablan como si, siguiendo un par de reglas, ya todo esta resuelto para el éxito y no cuentan los años de formación, de lágrimas, de fracasos, a los que estuvieron sometidos. Esto es lo que maman las nuevas generaciones y luego cuando aparecen las primeras "escaramuzas" ya abandonan todo aquel magnifico sueño cargado de esplendor.

 Quien con sus tiernas manos tome por primera vez el arado para trabajar con el, verá aparecer primero que nada, las dolorosas ampollas que en un lento proceso irán endureciendo su piel, capacitándole para obras mayores.

El espíritu, el ánimo, las emociones, la fe, la dependencia y la confianza, el carácter, y muchas otras cosas, necesitan ser fraguadas para perfeccionar al hombre para conquistas mayores.

 En su libro "Discursos a mis estudiantes", C.H.Spurgeon dijo:"..Debemos probar si podemos soportar el ser mirados con desdén, el cansancio, la denigración, el escarnio, los trabajos molestos; y si podemos consentir en ser hechos la basura de cuanto hay, y en ser tratados como estropajo, todo por el amor de Jesucristo. Si podemos sufrir todo esto, tenemos algunos de los puntos que indican la posesión de las raras cualidades que deben hallarse en un verdadero siervo de nuestro Señor. Tengo dudas serias acerca de si algunos de nosotros, cuando tengamos nuestros buques caminando lejos de la playa, podamos hallarlos tan dignos del mar como los hemos juzgado. Oh, hermanos míos, construidlo de la manera más sólida mientras estáis en este retiro y trabajad diligentemente en haceros idóneos para vuestra alta vocación. Os veréis sujetos a bastantes pruebas, y ¡ay de vosotros si no andáis cubiertos de pies a cabeza, con una armadura que pueda resistirlas! Tendréis que correr con la caballería, para que la infantería no os canse mientras estáis en vuestros estudios preliminares. El diablo se halla afuera, y le acompañan muchos. Probaos a vosotros mismos, y ojalá que el Señor os prepare para el crisol y el horno que seguramente os esperan...." Platica II, La vocación al ministerio, pg.66-67

 Es el propósito de estas palabras el despertar a los nuevos líderes a la necesidad de perseverar en el proceso de formación sin desmayar, para alcanzar los grandes sueños de los que tu corazón está lleno.

Las cosas no ocurren así como así nada más, los grandes motivadores no te hablan de esto pero todos los grandes hombres de Dios en la Biblia tuvieron que pasar por largos procesos en los cuales fueron formados para alcanzar un día aquello que por muchos años guardaron en su corazón.

 Termino con la misma cita con que terminó su platica Spurgeon, cita que habla de un grande de la fe, pero que en el proceso debió soportar mucho para alcanzar la plenitud de su misión, estoy hablando de Pablo:2Co 6:4-10 TLA  En todo lo que hacemos, demostramos que somos servidores de Dios, y todo lo soportamos con paciencia. Hemos sufrido y tenido muchos problemas y necesidades. Nos han dado latigazos.  (5)  Nos han puesto en la cárcel, y en medio de gran alboroto nos han maltratado. Hemos trabajado mucho. Algunas veces no hemos dormido ni comido.  (6)  A pesar de todo eso, nuestra conducta ha sido impecable. Conocemos la verdad, somos pacientes y amables, el Espíritu Santo está en nuestras vidas, y amamos de verdad.  (7)  Con el poder que Dios nos da, anunciamos el mensaje verdadero. Cuando tenemos dificultades, las enfrentamos, y nos defendemos haciendo y diciendo siempre lo que es correcto.  (8)  A veces nos respetan y nos tratan bien, pero otras veces nos desprecian y nos maltratan. Unas veces hablan bien de nosotros, y otras veces mal. Aunque decimos la verdad, nos llaman mentirosos.  (9)  Aunque nos conocen muy bien, nos tratan como a desconocidos. Siempre estamos en peligro de muerte, pero todavía estamos vivos. Nos castigan, pero no nos matan.  (10)  Parece que estamos tristes, pero en realidad estamos contentos. Parece que somos pobres, pero a muchos los hacemos ricos. Parece que no tenemos nada, pero lo tenemos todo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Cansarse con los de a pie

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre