Avisar de contenido inadecuado

Un largo camino por recorrer

{
}

Hay momentos en que no es buena idea el tomar decisiones importantes, hay momentos en que lo mejor que podemos hacer es esperar.

 Una gran victoria había obtenido sobre los profetas de Baal, pero por causa de la amenaza de una mujer, aquél profeta se lleno de miedo lo cual le sumergió en la confusión. Estando en tal condición mental hizo lo peor que podía hacer, tomar una decisión importante: 1Re 19:3-9 NVI  Elías se asustó y huyó para ponerse a salvo.... viajó cuarenta días y cuarenta noches hasta que llegó a Horeb, el monte de Dios.  (9)  Allí pasó la noche en una cueva. Más tarde, la palabra del SEÑOR vino a él. —¿Qué haces aquí, Elías? —le preguntó.

 Cuando estamos confundidos, atemorizados, ofendidos, llenos de ira, entre otros, por lo general no son buenos tiempos para tomar decisiones importantes ya que por lo general, al hacerlo, nos estaremos equivocando.

 1) ELÍAS

Aquél pensaba que todo había terminado para él, y con ese pensamiento decidió huir, dejarse morir luego, y por último quedar escondido en aquella montaña.

 Ante esto viene la punzante pregunta de Dios:"¿Qué haces aquí, Elías?".  Es que las cosas no eran como a él le parecían y por lo tanto, aquella decisión que le llevó hasta allí era una decisión equivocada.

 Luego Dios le dice: 1Re 19:15-16 PER  El Señor le dijo: -Vuelve por el mismo camino hacia el desierto de Damasco, y cuando llegues, unge rey de Siria a Jazael,  (16)  rey de Israel, a Jehú, hijo de Nimsí, y a Eliseo, hijo de Safat, de Abel Mejolá, conságralo como profeta en lugar tuyo.

 Aún le quedaba un "largo camino por recorrer", como le dijo el ángel (1Reyes.19:7) pero no era el camino que él había escogido de huir y esconderse, sino el de los propósitos de Dios para su vida.

 CONCLUSIÓN

A la luz de todo esto, ¿será que Dios sigue haciendo la misma pregunta? Tal vez aún siga diciendo: ¿Qué haces aquí, sultano? ¿Qué haces aquí, fulano?

 Como principio de vida te aconsejo no tomar decisiones importantes cuando tú estado de ánimo y mental se encuentre perturbado de alguna forma. En cuanto a tu relación con Dios la pregunta es: ¿en que lugar estas parado? ¿En el que te han llevado las decisiones apresuradas o en el de los propósitos de Dios para tu vida?

 La buena noticia es que siempre hay tiempo para desandar el camino equivocado para acertar en el blanco, y sino me crees pregúntale a Jonás.

{
}
{
}

Deja tu comentario Un largo camino por recorrer

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre