Avisar de contenido inadecuado

Aún son pocos los obreros del Señor

{
}

Los obreros son pocos, porque pocos son los que se mantienen fieles a Él.

 En cierto momento Jesús le dijo a sus discípulos: Mat 9:36-38 NVI  Al ver a las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban agobiadas y desamparadas, como ovejas sin pastor.  (37)  «La cosecha es abundante, pero son pocos los obreros —les dijo a sus discípulos—.  (38)  Pídanle, por tanto, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su campo.»

 Esto me llevó a pensar, ¿por qué son pocos los obreros? ¿es problema de quien envía(Dios) o de quien va? Y la respuesta, sin duda, es de quien va. Los obreros son pocos, porque pocos son los que se mantienen fieles a Dios.

 1) MALOS OBREROS

 Los "campos" están blancos para la cosecha, pero lamentablemente mucho de ella se pierde por la falta de obreros. ¿Es que Dios fue generoso en enviar a su Hijo a morir en la cruz por los pecados del mundo, pero es mezquino en llamar y enviar obreros a la mies? El problema de la falta de obreros no está en Dios, sino en nosotros.

 En otro momento meditaremos en quienes hacen oídos sordos al llamado divino, pero en este artículo nos centraremos en quienes, aceptando el llamado y saliendo al campo, se vuelven en obreros inútiles para el Señor, por no mantenerse fiel a Él. Y lamentablemente, de estos hay muchos.

 1.1) DEMAS

Dijo Pablo: 2Ti 4:10 NVI  pues Demas, por amor a este mundo, me ha abandonado y se ha ido a Tesalónica.

 He allí uno de los tantos que se volvió en herramienta inútil para el Señor. ¿Su problema? Por amor al mundo abandonó su llamado.

"Demas, colaborador del Apóstol, que había estado con él en la primera prisión, se ha dejado arrastrar completamente por los negocios de este mundo, por lo cual se ha retraído del Apóstol prisionero y se ha marchado al rico emporio comercial de Tesalónica. Quizá le abandonó también por cobardía y por miedo al sacrificio, puesto que conocía los peligros que le amenazaban por sus relaciones con el Apóstol y así se puso a tiempo en seguridad." El Nuevo Testamento y su mensaje, 2Ti 4:10

 Para algunos es la comodidad, para otros es el dinero y, para la gran mayoría, alguien del sexo opuesto. ¡Cuántos obreros preciosos en el Señor han desertado de las filas del cristianismo por amar al mundo más que a Dios!

Yo me pregunto, ¿dónde están sus convicciones? ¿en dónde quedó todo aquello que enseñaban a otros? ¿a dónde fue a parar aquella conciencia de la persona de Dios?

 Los obreros son pocos, porque pocos son los que no se rinden a la seducción de un estilo de vida totalmente contrario a Dios.

 1.2) HIMENEO Y FILETO

De estos se dice que: 2Ti 2:17-18 PDT  Su enseñanza se propagará como un cáncer. Himeneo y Fileto han hablado así.  (18)  Se han apartado de la verdadera enseñanza diciendo que ya sucedió la resurrección de todos, y con eso destruyen la fe de algunos.

 Himeneo y Fileto también entran en la categoría de quienes se han vuelto en malos obreros del Señor. ¿Su error? apartarse de la verdad.

"No podemos acomodar las doctrinas de las Escrituras para que se adapten a nuestras opiniones. Si lo hacemos, nos estamos poniendo por encima de Dios. En lugar de eso, nuestras creencias deben ser consistentes con la Palabra de Dios" Comentario Biblia Diario Vivir, 2Ti 2:18

 Observe el fin de estos falsos maestros, "...destruyen la fe de algunos." Esto no es ser un buen obrero de Cristo, todo lo contrario, por eso es que los obreros son pocos, porque no todos se mantiene fieles a la Palabra de Dios.

 Ya lo dijimos en el artículo "El Nuevo pacto contaminado", tenga cuidado con lo que enseña, no vaya a ser que usted, en lugar de llevar a los hombres a la libertad en Cristo, los esté haciendo más esclavos de lo que ya eran.

 1.3) DIOTREFES

Juan dijo en una de sus cartas: 3Jn 1:9 BL95  Convenía que yo escribiera a la Iglesia, pero a Diotrefes le gusta tanto el mando que no nos hace caso.

 Otro más que, habiendo salido al servicio de su Señor, se vuelve en pieza inútil para el Reino y ahora por causa de su orgullo, "...le gusta tanto el mando que no nos hace caso."

 La obra misionera estaba siendo estorbada por la soberbia de este hombre que no quería recibir a los misioneros, como tampoco se lo permitía a los que querían hacerlo. ¡Cuán gran mal es toparse con uno de "estos" en el camino! ¡Nada les hace entrar en razón!

 El punto hasta aquí es que, los obreros son pocos, porque pocos son los que se mantienen fieles a su fe, a sus convicciones, a Dios.

 CONCLUSIÓN

Habían comenzado bien pero ahora eran malos obreros del Reino de Dios. Unos abandonaron su llamado, otros destruían la fe de quienes creían, y otros estorbaron el avance del Reino sobre la tierra.

 Lamentablemente aún hoy siguen habiendo de esta clase de "obreros", y es por eso que, a los ojos de Dios, los buenos obreros siguen siendo pocos.

 Pablo aconsejó a Timoteo que: 2Ti 2:15 PDT  Esfuérzate por presentarte aprobado ante Dios como un trabajador que no tiene nada de qué avergonzarse y que enseña el mensaje de la verdad sin hacerle ningún cambio.

 Es a tal esfuerzo que te desafío hoy a través de estas palabras. Los obreros siguen siendo pocos, porque pocos son los que, como Pablo, pueden decir de si mismos: 2Ti 4:7-8 TLA He luchado por obedecer a Dios en todo, y lo he logrado; he llegado a la meta, y en ningún momento he dejado de confiar en Dios.  (8)  Sé que Dios es un juez justo y que, cuando juzgue a todos, me dará una corona como premio a mi obediencia. Y no sólo a mí me la dará, sino también a todos los que esperan con ansias su regreso.

{
}
{
}

Deja tu comentario Aún son pocos los obreros del Señor

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.