Avisar de contenido inadecuado

Atrevidos

{
}

La fe puede producir esos "frutos" que asombran, pero necesita que el corazón que la cobija, entre otras cosas, esté marcado por la osadía.

 En alguna oportunidad lo hemos visto como ejemplo de fe, pero no menos importante es su determinación a asumir riesgos que parecen "imposibles". 1Sa 14:6 NVI  Así que Jonatán le dijo a su escudero: —Vamos a cruzar hacia la guarnición de esos paganos. Espero que el SEÑOR nos ayude, pues para él no es difícil salvarnos, ya sea con muchos o con pocos.

 Ser atrevido no solo es ser insolente, sino que ser atrevido también es estar dispuesto a hacer algo arriesgado, y de estos "atrevidos" es que necesitamos muchos más.

 1) EL OBSTÁCULO

No eran un puñado esos "paganos", sino que eran más de lo que se podían contar. 1Sa 13:5 RV1960 (T)  Entonces los filisteos se juntaron para pelear contra Israel, treinta mil carros, seis mil hombres de a caballo, y pueblo numeroso como la arena que está a la orilla del mar; y subieron y acamparon en Micmas, al oriente de Bet-avén.

 La respuesta de muchos fue huir, la de otros esperar, pero la de este atrevido, la de atacar.1Sa 14:13-16 RV1960 (T)  (13)  Y subió Jonatán trepando con sus manos y sus pies, y tras él su paje de armas; y a los que caían delante de Jonatán, su paje de armas que iba tras él los mataba.  (14)  Y fue esta primera matanza que hicieron Jonatán y su paje de armas, como veinte hombres, en el espacio de una media yugada de tierra.  (15)  Y hubo pánico en el campamento y por el campo, y entre toda la gente de la guarnición; y los que habían ido a merodear, también ellos tuvieron pánico, y la tierra tembló; hubo, pues, gran consternación.  (16)  Y los centinelas de Saúl vieron desde Gabaa de Benjamín cómo la multitud estaba turbada, e iba de un lado a otro y era deshecha.

 2) EL OSADO CORAZÓN

Sin duda que la fe produjo aquel milagro, pero la fe necesitaba la plataforma de un corazón osado, atrevido, arriesgado. Supongo que muchos tendrían la misma fe pero no todos actuaron, y creo que no por falta de ella sino por haber apagado las llamas de la osadía en su interior.

 ¿Qué hubiera pasado con aquél monte si aún en su ancianidad Caleb no hubiera guardado la osadía y por tanto no lo hubiera reclamado (Jueces 5:18), o con Goliat, si David no hubiera sido de esta clase de hombres y no lo hubiera enfrentado?

Y así cientos de milagros y victorias, que eran impensadas pero que se alcanzaron porque hubo hombres y mujeres que no dejaron morir la audacia en su interior.

 3) EL EJEMPLO

Hubo un caso que fue al revés. En principio, tan grande era su cobardía, su disposición a no asumir riesgos, que hasta tres veces negó conocer a Jesús y aún llegó al extremo de maldecirle. Pero luego, aquél corazón se transformó, no le faltaba fe, le faltaba valor.

Hch 4:13 NVI  Los gobernantes, al ver la osadía con que hablaban Pedro y Juan, y al darse cuenta de que eran gente sin estudios ni preparación, quedaron asombrados y reconocieron que habían estado con Jesús.

 CONCLUSIÓN

Es este un camino difícil de transitar porque no todo es osadía, como no todo es prudencia. Hay momentos para ser prudentes, y hay momentos para ser osados.

 Ese delicado equilibrio es el que debemos de buscar, además de entender que no todos, por naturaleza, son propensos a la osadía, como a la prudencia. Por eso cuando aparece uno de estos "atrevidos", no nos apresuremos a desanimarlo, sino más bien sigamos el ejemplo de aquél que escuchaba hablar a Jonatán y le dijo:

 1Sa 14:7 NVI  —¡Adelante! —respondió el escudero—. Haga usted todo lo que tenga pensado hacer, que cuenta con todo mi apoyo.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Atrevidos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre