Avisar de contenido inadecuado

El asunto es hoy

{
}

Cuando hablamos de fe no se trata de lo que hizo o fue en el pasado, ni tampoco lo que será en el futuro, cuando hablamos de fe se trata de lo que es en el presente.

 Dice el autor de la carta a los Hebreos: Heb 3:14 NVI  Hemos llegado a tener parte con Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio.

 Hay quienes confían en su pasado cuando hablamos de la fe, otros se descansan en lo que serán en un día futuro, pero ambos fallan en no entender que vivir la fe tiene que ver con nuestro presente.

 1) LOS QUE NO RETUVIERON

Dice el autor: Heb 3:12-13 NVI  Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo.  (13)  Más bien, mientras dure ese «hoy», anímense unos a otros cada día, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado.

 Sabemos que ese "hoy" es el período de Gracia bajo el cual vivimos, período que fue iniciado con Jesús y el cuál también por Él será finalizado. Y el peligro es que, estando en el, algunos opten por apartarse de la fe.

 Tal condición tiene su ejemplo en el éxodo de Israel, y como a ellos, el final no es algo para menospreciar.

Heb 3:15-19 NVI  Como se acaba de decir: «Si ustedes oyen hoy su voz, no endurezcan el corazón como sucedió en la rebelión.» (16)  Ahora bien, ¿quiénes fueron los que oyeron y se rebelaron? ¿No fueron acaso todos los que salieron de Egipto guiados por Moisés?  (17)  ¿Y con quiénes se enojó Dios durante cuarenta años? ¿No fue acaso con los que pecaron, los cuales cayeron muertos en el desierto?  (18)  ¿Y a quiénes juró Dios que jamás entrarían en su reposo, sino a los que desobedecieron? (19)  Como podemos ver, no pudieron entrar por causa de su incredulidad.

 No importa lo que fuimos o lo que pensemos ser en el futuro tanto como lo que somos en nuestro presente. La fe no es algo que podamos manejar de esa manera, por el contrario, la fe es algo en lo que usted debe perseverar, cada día, hasta el final.

 Luc 9:23 RV1960 (T)  Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.

 CONCLUSIÓN

Aún estamos en tiempos de Gracia, por lo cual aún hay oportunidad para que, si ha dejado de cargar con la cruz, lo vuelva a hacer.

 Heb 4:1-3 TLA  Por eso, mientras siga en pie la promesa de descansar con Dios, debemos tener cuidado. Sería una lástima que alguno de ustedes no pudiera recibir de Dios ese descanso.  (2)  Porque nosotros oímos la buena noticia, igual que aquellos israelitas que salieron de Egipto. Sólo que a ellos no les sirvió de nada oírla, porque no creyeron en el mensaje.  (3)  Nosotros, en cambio, los que sí hemos creído en la buena noticia, disfrutaremos de la paz y de la tranquilidad que Dios nos ha prometido...

{
}
{
}

Deja tu comentario El asunto es hoy

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre