Avisar de contenido inadecuado

Astucia del engaño

{
}

Si usted es inteligente no va a dejarse llevar por lo primero que le venga a la mente.

 En un artículo anterior hablamos sobre guerra espiritual y ahora no puedo dejar de mencionar esto: de lo que más debe usted cuidarse no es de posibles "apariciones" sino de la estrategia de engaño y confusión con la cual se le quiere destruir.

 Efe 6:11 DHHe (D)  Protegeos con toda la armadura que habéis recibido de Dios, para que podáis manteneros firmes contra los engaños del diablo.

 Esta realidad espiritual tiene sus estrategias y la favorita es, sin duda, el engaño. Por eso, si usted es inteligente, no dejará llevarse a la ligera, por lo primero que venga a su mente.

 1) MENTIRAS

Si decimos que el diablo es un mentiroso no estamos diciendo nada nuevo, Jesús dijo de él: Jua 8:44 NVI  Ustedes son de su padre, el diablo, cuyos deseos quieren cumplir. Desde el principio éste ha sido un asesino, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando miente, expresa su propia naturaleza, porque es un mentiroso. ¡Es el padre de la mentira! 

Y esa es su estrategia favorita, la mentira. De ahí la advertencia de Pablo, y de ahí la urgencia de estas palabras para nosotros hoy.

 ¿Cómo nos llega este "engaño" a nosotros hoy? Bueno, acá podría hablar sobre falsos maestros, milagros engañosos, y un sin fin de otras cosas, pero lo que quiero resaltar es esto: a través de las circunstancias.

 2) CIRCUNSTANCIAS

Cuando me refiero a "las circunstancias", lo hago a esos acontecimientos del cotidiano vivir, inesperados algunos, incomprensibles la mayoría, que surgen de un momento a otro y que nos hacen dudar ( o intentan hacerlo) en cuanto a nuestra fe.

 Es en momentos así cuando nuestros pensamientos se dividen, y es en momentos así donde debe primar la seguridad de nuestra fe.

 2.1) CIRCUNSTANCIAS INESPERADAS

Miremos un poco a Jesús.

 Dice la Biblia que en cierto momento: Luc 4:1-13 PDT  Jesús regresó del río Jordán lleno del Espíritu Santo. El Espíritu lo llevó al desierto.  (2)  Allí fue tentado por el diablo durante cuarenta días. Jesús no comió nada durante ese tiempo y al final tenía mucha hambre.  (3)  El diablo le dijo: -Si eres el hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.  (4)  Jesús le respondió: -Está escrito: 'No sólo de pan vive el hombre'.  (5)  Entonces el diablo llevó a Jesús a un lugar alto y en un instante le mostró todos los países del mundo.  (6)  El diablo le dijo: -Te daré la autoridad y grandeza de todos estos países. Me las han dado a mí, y se las puedo dar a quien yo quiera.  (7)  Si te arrodillas y me adoras, todo será tuyo.  (8)  Jesús le contestó: -Dicen las Escrituras: 'Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él'.  (9)  Entonces el diablo llevó a Jesús a Jerusalén al punto más alto del templo y le dijo: -Si eres el Hijo de Dios, tírate desde aquí,  (10)  ya que dicen las Escrituras: 'El mandará a sus ángeles que te cuiden'.  (11)  También dice: 'Sus manos te rescatarán para que ni siquiera te lastimes los pies contra las piedras'.  (12)  Jesús le contestó: -Las Escrituras también dicen: 'No pongas a prueba al Señor tu Dios'.  (13)  Cuando el diablo había intentado todo, dejó de tentarlo y se alejó de él hasta una próxima oportunidad.

 Observe las circunstancias:

 2.1.1) NECESIDAD

Siendo que ya venía ayunando cuarenta días, en los cuales ya estaba sufriendo la opresión del "engañador", al final de los mismos hace su aparición el hambre, "Jesús no comió nada durante ese tiempo y al final tenía mucha hambre. "

 No en vano tenemos el primer registro del esfuerzo diabólico inmediatamente después de esta situación, es que cuando una persona enfrenta cualquier forma de necesidad, generalmente empieza a dudar de Dios.

 Un caso extremo es el de Job quien por su necesidad apremiante dudó de Dios, de Aquél que cuando habló de su siervo lo hizo con sumas palabras de elogio y admiración. ¡Cuán fuerte son estas circunstancias para nublar nuestro entendimiento! En momentos así bien deberíamos recordar que nada nos podrá separar del amor de Dios en Cristo Jesús.

 Rom 8:35-38 PDT  ¿Podrá algo separarnos del amor de Cristo? Ni las dificultades, ni los problemas, ni las persecuciones, ni el hambre, ni la desnudez, ni el peligro ni tampoco la muerte...(38) ...Nada podrá separarnos del amor de Dios que se encuentra en nuestro Señor Jesucristo.

 Tenga cuidado con los pensamientos que vengan a su mente en esos momentos, hay un enemigo que quiere engañarlo, y usted no debería de permitírselo.

 2.1.2) AVARICIA

Luego sucede que:

 Lucas 4:5-7  Entonces el diablo llevó a Jesús a un lugar alto y en un instante le mostró todos los países del mundo.  (6)  El diablo le dijo: -Te daré la autoridad y grandeza de todos estos países. Me las han dado a mí, y se las puedo dar a quien yo quiera.  (7)  Si te arrodillas y me adoras, todo será tuyo.

 No siempre nuestro corazón está preparado para la abundancia. Si la necesidad es una situación de riesgo para algunos, sin duda que la prosperidad lo es para otros, y más cuando esta no viene de Dios.

 Pro 28:22 NBLH  El hombre avaro corre tras la riqueza Y no sabe que la miseria vendrá sobre él.

 Pro 10:22 NBLH  La bendición del SEÑOR es la que enriquece, Y El no añade tristeza con ella.

 Cuidado con cualquier forma de prosperidad, mal entendida o mal encaminada puede convertirse en una triste posibilidad de quedar atrapado en las redes del engaño y la mentira.

 2.1.3) ORGULLO

Y por último...  (9)  Entonces el diablo llevó a Jesús a Jerusalén al punto más alto del templo y le dijo: -Si eres el Hijo de Dios, tírate desde aquí,  (10)  ya que dicen las Escrituras: 'El mandará a sus ángeles que te cuiden'.

 No en vano aquél era el punto "más alto", es decir, si lo hacía, su hazaña no sería sobrepasada por alguno, quedando Él como alguien "superior" entre sus pares.

 No siempre logramos controlar esto, y deseamos de alguna manera ser los "primeros" en cualquier área de nuestra existencia, aunque ello implique hacer a un lado su fe.

 Tenga cuidado, el orgullo es un mal consejero, que además susurra a nuestros oídos los engaños y las mentiras de quien solo piensa en destruir.

 CONCLUSIÓN

Pablo escribió a unos creyentes así: 2Co 11:1-3 NBLH  Ojalá que me soportaran un poco de insensatez, y en verdad me soportan.  (2)  Porque celoso estoy de ustedes con celo de Dios; pues los desposé a un esposo para presentarlos como virgen pura a Cristo.  (3)  Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, las mentes de ustedes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo.

 Y si bien el lo aplicó a los falsos maestros creo que no estamos equivocados en decir que, esa “astucia del engaño”, se extiende más allá de ellos y nos llega como fruto de aquellas circunstancias que no sabemos manejar.

 Este es el propósito del artículo: que usted pueda mantenerse fiel a Jesús. Y lo hará si es inteligente, inteligente en no dejarse llevar a la ligera por los pensamientos que vengan a su mente en cualquiera que sea la situación que le toque vivir.

{
}
{
}

Deja tu comentario Astucia del engaño

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre