Avisar de contenido inadecuado

Afirma tu fe sobre la fidelidad de Dios

{
}

La meta es alentadora aunque el camino no lo es tanto. ¿Vale la pena tanto esfuerzo? Claro que sí, porque aquello que se te ha prometido se cumplirá.

 Luego de haber hablado con Dios, Salomón se da vuelta y se dirige a sus compatriotas diciéndoles: 1Re 8:56 PDT  «¡Bendito sea el Señor! Prometió dar paz a Israel y efectivamente lo hizo. Por medio de su siervo Moisés prometió muchas cosas buenas ¡y no ha fallado ni una sola promesa!

 Dios es fiel y es el propósito de estas palabras el alentarte a confiar en todas y cada una de sus promesas, para que de esa manera tu profesión de fe se haga firme, aún a pesar de los obstáculos que hoy puedas encontrar.

 1) DIOS ES FIEL

Varias fueron las promesas de Dios a Moisés como a David, y ahora era tiempo de reconocer que, en aquello que Él se había comprometido, había cumplido.

 En cierto momento, un gran líder de la nación, en su discurso de despedida antes de la muerte dijo: Jos 23:14 PER  Yo emprendo hoy el viaje de todos. Reconoced de todo corazón y con toda el alma que no ha dejado de cumplirse una sola de todas las promesas que os hizo el Señor, vuestro Dios. Todas se han cumplido, ni una sola ha dejado de cumplirse.

 Toda la historia de la nación judía es un testimonio de la fidelidad de Dios, al punto que una de sus canciones dice:

Sal 117:1-2 BL95  ¡Alaben al Señor en todas las naciones, y festéjenlo todos los pueblos!  (2)  Pues su amor hacia nosotros es muy grande, y la lealtad del Señor es para siempre.

 El punto es que Dios es fiel, y ello debería ser una fuente de ánimo para perseverar en el hermoso camino del cristianismo que hemos decidido recorrer, o a lo menos así lo ve el autor de la carta a los Hebreos.

 2) MANTENERSE FIRME

Heb 10:23 BL95  Sigamos profesando nuestra esperanza sin que nada nos pueda conmover, ya que es digno de confianza aquel que se comprometió.

 Confesamos lo que esperamos, y aquella esperanza se alimenta de la fe, y todo esto se asienta sobre la firme base de la fidelidad de Dios.

Cuando tu fe tiemble y tu esperanza sea alcanzada por las sombras de la duda, es hora de mirar donde estas parado. Y entre muchas cosas, puedo decirte que estás parado sobre la firme base de la fidelidad de Dios.

 CONCLUSIÓN

La duda no es exclusividad de unos pocos, todo cristiano pasa por esos momentos. La buena noticia es que, cuando los pensamientos de tu mente se pongan confusos, hay un argumento del cual te puedes aferrar.

 Tal vez no entiendas nada de lo que estas pasando, pero por encima de ello deberías de recordar que Dios es digno de confianza y en aquello que se ha comprometido Él lo hará.

 Heb 6:18-19 PDT  Hay dos cosas imposibles: que Dios mienta y que no cumpla lo que promete. Esas dos cosas nos dan confianza a los que nos refugiamos en él. Nos fortalecen para continuar en la esperanza que Dios nos da.  (19)  Tenemos esa esperanza tan fuerte y segura como un ancla que sostiene el alma....

 

{
}
{
}

Comentarios Afirma tu fe sobre la fidelidad de Dios

Jose Carlos Paz, leí tu comentario. Muchas gracias por las palabras de ánimo y aliento. Bendiciones...Walter

Deja tu comentario Afirma tu fe sobre la fidelidad de Dios

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.