Avisar de contenido inadecuado

La abundancia de la riqueza

{
}

Cuando alguien prospera y comienza a multiplicar riqueza, empieza a abundar en muchas cosas y entre ellas corre peligro de abundar en la soberbia, el orgullo y la altivez. No todos tienen un corazón para ser rico por lo cual es más lo que terminan perdiendo que ganando.

 Duras fueron las palabras a muchos pueblos y entre ellas a un hombre: Eze 28:2-10 RV1960 (T)  Hijo de hombre, dí al príncipe de Tiro: Así ha dicho Jehová el Señor: Por cuanto se enalteció tu corazón, y dijiste: Yo soy un dios, en el trono de Dios estoy sentado en medio de los mares (siendo tú hombre y no Dios), y has puesto tu corazón como corazón de Dios;  ... (7)  por tanto, he aquí yo traigo sobre ti extranjeros, los fuertes de las naciones, que desenvainarán sus espadas contra la hermosura de tu sabiduría, y mancharán tu esplendor.  (8)  Al sepulcro te harán descender, y morirás con la muerte de los que mueren en medio de los mares.  ... (10)  De muerte de incircuncisos morirás por mano de extranjeros; porque yo he hablado, dice Jehová el Señor.

 No ha sido este el único, ni lo será, que en su demencia se levante como "dios". El principado espiritual que está detrás de tal actitud sigue inflamando el corazón de los hombres y descubrir cual es la puerta que se lo permite hacer es el motivo de estas palabras.

 PRINCIPADO ESPIRITUAL

En el mismo mensaje Ezequiel hace referencia al mundo espiritual que respalda tal altivez. Eze 28:12-17 DHHe (D)  “Tú, hombre, entona un canto fúnebre al rey de Tiro. Dile:‘Esto dice el Señor:Tú eras modelo de perfección, lleno de sabiduría y de perfecta belleza.  (13)  Estabas en Edén, el jardín de Dios,adornado con toda clase de piedras preciosas:..14)  Te dejé al cuidado de un ser alado, estabas en el monte santo de Dios y caminabas entre las estrellas.(15)  Tu conducta fue perfecta desde el día en que fuiste creado hasta que apareció en ti la maldad. ... (17)  Tu belleza te llenó de orgullo; tu esplendor echó a perder tu sabiduría. Yo te arrojé al suelo, te expuse al ridículo en presencia de los reyes.

 "Algunas de las frases de este pasaje que definen al rey humano de Tiro pueden describir a Satanás. Se debe tener mucho cuidado a fin de interpretar estos versículos con discernimiento. Queda claro que, en ocasiones, Ezequiel describe a este rey en términos que no pueden aplicarse a un simple ser humano. Este rey estuvo en el huerto de Edén (28.13), fue un "querubín grande, protector" (28.14), tenía acceso al monte santo de Dios (28.14) y lo echaron del monte (28.16, 17). Por lo tanto, Ezequiel pudo haber estado pronunciando juicio no solo sobre el rey de Tiro, sino sobre Satanás, el que motivó al rey a pecar." Comentario Biblia Diario Vivir, Ezequiel 28:12-19

 Otro de los pasajes bíblicos en el que algunos ven también esta doble referencia es el siguiente: Isa 14:12-15 RV1960 (T)  (12)  ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones.  (13)  Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte;  (14)  sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo.  (15)  Mas tú derribado eres hasta el Seol, a los lados del abismo.

 El punto aquí es que el orgullo, la altivez, la soberbia tienen su respaldo en el mundo espiritual. El "príncipe de este mundo" se llenó de orgullo, y orgullo es lo que desparrama en el corazón de los hombres hoy.1Jn 2:16 DHHe (D)  porque nada de lo que el mundo ofrece viene del Padre, sino del mundo mismo. Y esto es lo que el mundo ofrece: los malos deseos de la naturaleza humana, el deseo de poseer lo que agrada a los ojos y el orgullo de las riquezas.

 EL ORGULLO DE LAS RIQUEZAS

Hay un mundo espiritual detrás del orgullo que logra afectar la voluntad del hombre y sus pensamientos. ¿Cómo logra hacerlo?¿Cuál es la puerta abierta que se lo permite? Las riquezas.

 Eze 28:5 VM  Con tu mucha sabiduría y con tu tráfico has hecho grandes tus riquezas; y se ha engreído tu corazón a causa de tus riquezas.

"El logro de riqueza económica había traído consigo una sensación de orgullo. El proceso se resume en el v. 5: la gran habilidad en comerciar había llevado a una gran riqueza, y la gran riqueza había llevado al orgullo." Comentario Bíblico Siglo XXI, Ez.28:5

 Parece ser que no todos tienen un corazón para alcanzar riquezas, ya que haciéndolo caen en el error de la altivez y la soberbia. Es por eso que Dios aconsejó a su pueblo Israel que: Deu 8:12-18 VM  No suceda nunca, cuando hayas comido y te hayas saciado, cuando hayas edificado para ti casas buenas, y habitado en ellas,  (13)  y cuando tus vacadas y tus rebaños se hayan multiplicado, y tu plata y tu oro abunden, y todo lo que tuvieres sea ya mucho,  (14)  que entonces se ensalce tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de la tierra de Egipto, de la casa de servidumbre ...  (17)  de manera que digas en tu corazón: Mi poder y la fuerza de mi mano me ha procurado esta riqueza.  (18)  Antes bien, te acordarás de Jehová tu Dios; porque él es quien te da poder para adquirir riquezas, a fin de cumplir el pacto que juró a tus padres, como se ve el día de hoy.

 Las riquezas nos hacen abundar en muchas cosas y entre ellas en la posibilidad de creer que podemos ser nuestro propio "dios". Riqueza y altivez, en muchos casos, van de la mano:1Ti 6:17 VM A los que son ricos en este siglo, requiéreles que no sean altivos, ni pongan su esperanza en las riquezas inciertas, sino en Dios, el cual nos da ricamente todas las cosas para gozarlas,

 ¿Y AHORA QUÉ?

Mucho se habla de riquezas en el mundo cristiano. Algunos con fundamento otros con delirio. No estoy en contra de las riquezas solo que creo que no todos tienen un corazón como para tenerla.

Decía al principio que por causa de esto muchos terminan perdiendo más de lo que ganan al hacerse ricos o al prosperar, pierden su familia, pierden su paz, pierden su relación con Dios.

 Pienso que lo mejor que podemos hacer es elevar una de las oraciones con mayor sabiduría de la Biblia y a la vez una de las que más raramente hacemos: Pro 30:7-9 NVI  »Sólo dos cosas te pido, SEÑOR; no me las niegues antes de que muera:  (8)  Aleja de mí la falsedad y la mentira; no me des pobreza ni riquezas sino sólo el pan de cada día.  (9)  Porque teniendo mucho, podría desconocerte y decir: “¿Y quién es el SEÑOR?” Y teniendo poco, podría llegar a robar y deshonrar así el nombre de mi Dios.

{
}
{
}

Deja tu comentario La abundancia de la riqueza

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre